150.000 vehículos en el 2029: el objetivo de Chery-Ebro para su fábrica en Barcelona

El grupo automovilístico chino Chery ha protagonizado este viernes junto a Ebro (EV-Motors) un acto en el que han presentado los proyectos compartidos tras anunciar que se instalarían en la antigua planta de Nissan de la Zona Franca de Barcelona. En este sentido, según varias fuentes informativas, producirán hasta 150.000 unidades en el 2029 y se recuperarán 1.250 puestos de trabajo de los que Nissan dejó en el aire tras su marcha de la capital catalana. 

Según traslada EFE, Chery montará su modelo Omoda 5 en un primer momento, y a partir del cuarto trimestre de este año, comenzaría la fabricación de vehículos de la firma Ebro, que se desarrollará a la par que la del modelo Jaecoo 7 de la firma china. La producción conjunta se impulsaría gracias a la creación de una joint venture entre ambas empresas y una inversión de aproximadamente 400 millones de euros.

Como ya informamos anteriormente en El Canal, el acuerdo supone un impacto positivo para el entorno industrial de la nueva planta de Chery y Ebro. Específicamente, reflejábamos las sinergias que se crearían con el puerto de Barcelona para confirmarlo en un hub europeo para el vehículo eléctrico chino. En esta línea, el año pasado obtuvo datos extraordinarios en tráfico de vehículos, moviendo 790.000 unidades, el 34% de ellos eléctricos que en su gran mayoría procedían de China. 

Recordar que, tras la despedida de Nissan de su planta ubicada en la Zona Franca de Barcelona, se iniciaba un proceso de negociaciones para buscar al mejor proyecto que reindustrializase las instalaciones. Tras de sí, dejaba a 3.000 empleados sin trabajo, de los cuales 600 pudieron recolocarse en el D-Hub de QEV Technologies y BTech.