La llegada de Chery a la Zona Franca apuntalará al puerto de Barcelona como hub del vehículo eléctrico chino

La firma automovilística Chery se convertirá en el primer fabricante de vehículos chinos en aterrizar en Europa

El grupo automovilístico chino Chery y la empresa Ebro (del grupo EV Motors) han cerrado un acuerdo para reindustrializar las instalaciones de Nissan en la Zona Franca de Barcelona mediante la creación de una joint venture. Ello convertirá a Chery en el primer fabricante de vehículos chinos en desembarcar en Europa. De esta forma, el puerto de Barcelona se verá beneficiado en el tráfico de exportación de vehículos nuevos una vez que el volumen de producción se consolide.  

Como es conocido, teniendo en cuenta la cercanía geográfica de la antigua planta de Nissan con el puerto catalán, el puerto de Barcelona se apuntalará como hub europeo para los vehículos eléctricos chinos. Actualmente ya lo es de importación, beneficiado por los buenos datos que registró el año pasado. Específicamente, movió 790.000 unidades (un 33,7% más que en el 2022); de estos vehículos, el 34% eran eléctricos, y el 92% de este segmento provenía de China. 

El puerto de Barcelona movio casi 800.000 vehiculos en el 2023; de estos vehiculos, el 34% eran electricos, y el 92% de este segmento provenia de China
El puerto de Barcelona movió casi 800.000 vehículos en el 2023; de estos vehículos, el 34% eran eléctricos, y el 92% de este segmento provenía de China

Y no solamente el puerto de Barcelona se puede aprovechar de los tráficos de vehículos terminados, sino también el de importación de piezas destinadas a la nueva fábrica de Chery-EV Motors. El volumen de producción aún no ha trascendido, aunque la llegada de Chery a Barcelona beneficiará a los trabajadores de Nissan que restaban pendientes recolocarse, así como al ecosistema empresarial que se había quedado sin el gigante automovilístico japonés tras su marcha en el 2020.

Según han trasladado ambas empresas en un comunicado que ha trascendido a los medios de comunicación, la presentación formal del acuerdo se celebrará este viernes en la antigua planta de Nissan en Barcelona. Particularmente, el documento contemplaría la fabricación del primer modelo de la marca Ebro en el cuarto trimestre del año, así como del modelo Omoda de Chery. 

Con la instalación de Chery en la Zona Franca de Barcelona, la ZAL del puerto de Tarragona también podría verse beneficiada. El enclave catalán podría asumir la instalación de servicios que provean de piezas y baterías a la nueva fábrica de Chery. Precisamente, el puerto de Tarragona viajó a China la semana pasada para ofrecer las prestaciones de su futura Zona de Actividad Logística (ZAL) al mercado chino de vehículos. Observando las pretensiones de diferentes fabricantes de vehículos chinos de aterrizar en Europa, exponía el potencial de Tarragona para convertirse en un hub de exportación de este segmento, beneficiado por el crecimiento del 27% en el tráfico de vehículos alcanzado en el 2023.