CIM La Selva, gestionada por CIMALSA, incorpora una estación de recarga de vehículos eléctricos

La Central Integrada de Mercancías de La Selva, promovida y gestionada por CIMALSA, empresa pública de la Generalitat de Catalunya presidida por Enric Ticó, incorpora desde ayer una nueva estación de recarga de vehículos eléctricos.

La estación, implantada por IONITY, cuenta con dos puntos de carga ultrarrápida para vehículos eléctricos (hasta 350 kW), que permiten la carga completa del vehículo en tan sólo media hora. El nuevo servicio, accesible al público, pretende facilitar la circulación de los vehículos eléctricos en una zona con gran afluencia de tráfico y, al mismo tiempo, está en línea con la voluntad de CIMALSA de contribuir a la descarbonización de la movilidad. 

La CIM La Selva está situada justo a la entrada del aeropuerto de Girona-Costa Brava, en un punto estratégico de la red viaria y ferroviaria catalana, donde confluyen el corredor mediterráneo con el eje transversal, la AP-7 y la A-2. En concreto, se ubica en los municipios de Riudellots de la Selva y Vilobí d’Onyar, con una superficie de 22,5 hectáreas y con 14 empresas instaladas que generan 450 puestos de trabajo. También cuenta con un Centro de Servicios e Innovación Tecnológica para la promoción de actividades de innovación y formación para transportistas, gestionado por Asetrans, la Asociación de Transportistas de Girona. 

Esta plataforma es un ejemplo del compromiso de CIMALSA con la sostenibilidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, apostando por un modelo energético basado en fuentes renovables: desde 2008, la CIM La Selva cuenta con una instalación de placas fotovoltaicas que contribuye a ahorrar 40,7 toneladas de emisiones de CO2 al año.