CIMALSA, comprometida con la emergencia climática

CIMALSA se adhiere a la Cimera Catalana de Acció Climàtica y promueve su propia Agenda

El Gobierno de Catalunya junto con la Unión Europea y otras sociedades del mundo declararon la emergencia climática en mayo del 2019. CIMALSA, como empresa comprometida con la sociedad y para afrontar el cambio climático e incentivar la acción, ha adoptado unos compromisos para transformar su actividad y hacerla más sostenible. De este modo, quiere contribuir en el liderazgo de la implantación de medidas que hagan frente a la emergencia climática.

Respecto a los acuerdos de la 1ª Cimera Catalana d’Acció Climàtica, celebrada el mes de enero de este año y desarrollada por el Departament de Territori i Sostenibilitat, CIMALSA decidió subscribirse y, en concreto, trabaja por:

  • Identificar y reducir el impacto climático de su actividad, especialmente en el desarrollo de nuevos proyectos urbanísticos.
  • Participar y divulgar entre todos sus colaboradores, proveedores y clientes los principios fundamentales de la nueva política de compromiso climático.
  • Incorporar progresivamente principios de la economía circular que permitan un desarrollo.

La empresa del sector de promoción de suelo y la gestión de activos inmobiliarios quiere implicar varios sectores económicos y sociales, como el financiero y de seguros; vivienda, construcción, infraestructuras y urbanismo; universidades, enseñanza e investigación; turismo, industria química y agua; puertos y aeropuertos; riesgos y adaptación a los riesgos; agricultura, alimentación y agua; automoción y movilidad; movimientos juveniles de acción climática; tercer sector ambiental; y propiedad y gestión de mediados de comunicación.

La empresa de la Generalitat ha adoptado una serie de compromisos dirigidos a transformar su actividad para hacerla más sostenible y que contribuya en el liderazgo de la implantación de medidas correctoras de todos los efectos derivados de la emergencia climática

“Catalunya emite 45 millones de toneladas de CO2 equivalente, aproximadamente, a un 1% de todas las emisiones generadas por Europa. Catalunya ha conseguido reducir un 23% sus emisiones respecto al 2005, cuando se empezaron a tomar medidas de reducción de emisiones, pero todo esto no es suficiente. Tenemos el reto de disminuir todavía más la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, y frenar este aumento de temperatura”, afirman desde CIMALSA.

Es por este motivo que CIMALSA “actuará como motor de innovación tecnológica para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) reduciendo los plazos previstos. Por un lado, promoverá la información a los clientes sobre las opciones de construir edificios e instalaciones con un mejor comportamiento climático y ambiental; además, participará en proyectos de R+D+I para reducir el impacto climático de los edificios, utilizando metodologías de diseño que permitan comparar climáticamente las diferentes soluciones planteadas para una construcción; y, finalmente, se adherirá en el programa Advancing Net Zero del World Green Building Zero para edificios de emisión cero”.

La misma Agenda d’Acció Climàtica de CIMALSA 2020-2025 establece nuevos criterios de desarrollo de la empresa desde un punto de vista ambiental con 8 ejes estratégicos:

  • Sostenibilidad y eficiencia energética (implantación de un modelo energético basado en fuentes renovables y autoconsumo. Y la mejora de la eficiencia energética de las empresas).
  • Calidad del aire (mejora de la calidad del aire en los centros logísticos).
  • Movilidad (reducción de la movilidad generada por la actividad logística).
  • Ahorro y recuperación de aguas (reutilización de aguas pluviales. Reducción del consumo de agua potable).
  • Aguas limpias (reducción del vertido de aguas de lluvia contaminadas).
  • Residuo 0 (incremento de la recogida selectiva de residuos en los centros logísticos).
  • Biodiversidad (incremento de la biodiversidad en los centros logísticos).
  • Implicación de las partes interesadas (implicación de los proveedores).

De todos estos hitos marcados por CIMALSA ya se han concretado acciones importantes como son: la creación de la red de puntos de recarga de vehículos eléctricos, en una primera fase, y se está trabajando en la segunda. Así mismo, se ha renovado parcialmente la contratación eléctrica haciéndola exclusivamente con proveedores de energía 100% verde certificada y, en el caso de la CIM El Camp, ha dado un paso más allá, puesto que autoconsume la misma electricidad que genera.

Anterior artículoAnna Pagès, nombrada Communication & Marketing Manager de Transcoma Grupo Empresarial
Siguiente artículoEl Colegio de Agentes de Aduanas de Barcelona seguirá insistiendo en que se modifiquen puntos de la Ley contra el fraude fiscal