El Congreso Eólico Marino cierra sus sesiones en Bilbao

El Congreso Eólico Marino cerró su primera edición en Bilbao con la participación de más de 450 expertos, destacando que el resultado de la subasta de renovables refleja la difícil coyuntura energética y la necesidad de acelerar la tramitación de instalaciones renovables.

Un centenar de congresistas visitaron las instalaciones del puerto de Bilbao

Esta primera edición, reunida los días 22 y 23 de noviembre en los salones del BEC de Bilbao, ha servido para avanzar en los hitos fundamentales del desarrollo de esta tecnología en España.

Además de las propias sesiones del congreso, también hubo lugar para reuniones B2B, trabajo en red en espacios dedicados, una pequeña exposición, la entrega de los premios a la eólica marina y una visita al puerto de Bilbao, pieza fundamental en la estrategia energética de facilitar el desarrollo de la eólica onshore y offshore, que despierta el interés de los profesionales del sector y que ha servido para conocer de primera mano sus servicios y las empresas instaladas en las instalaciones  portuarias que almacenan, montan y fabrican componentes eólicos.

IH de Cantabria

El I Premio Eólica Marina, entregado en una reunión lúdico-festiva, recayó en el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria. Entregado por Juan Diego Díaz, presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), fue recogido por Francisco Royano, director de Transferencia Tecnológica del Instituto de Hidráulica Ambiental (IHCantabria) y Raúl Guanche, responsable del Grupo de Energía e Ingeniería Offshore

Más de 450 expertos se dieron cita en el I Congreso Eólico Marino de Bilbao

El congreso ha estado organizado por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), con el apoyo del Basque Energy Cluster – Cluster Vasco de la Energía y el Ente Vasco de la Energía (EVE)

Francisco Royano, tras recoger el premio, manifestó que “para nosotros es un premio especial. Llevamos 15 años. Sus fundadores Íñigo Losada y Raúl Medina tomaron la decisión de crear el instituto y de crear el grupo que ha estado estos años. Es importante en nuestro cumpleaños tener este premio. Recordamos a nuestros patronos, somos un centro de investigación público. Tenemos en el ADN a la Universidad de Cantabria y al Gobierno de Cantabria. Invitamos a todos a conocer las instalaciones en Santander, en el Parque Científico”, dijo Royano.

Por su parte, Raúl Guanche afirmó que “de estos 15 años de andadura, en los últimos 10 años hemos hecho más de 120 proyectos” Destacó su triple compromiso con la sociedad: la docencia, con la formación en la investigación; abrir los centros de investigación, y convertirse en referencia, puesto que “lo que hacemos no puede caer en saco roto y se lo agradecemos al sector eólico marino en particular”.

Señaló que en el año 2007 “nadie creía en el tanque que Íñigo y Raúl habían puesto en marcha y ahora el tanque no para. Eso es un claro ejemplo de por qué los centros de investigación tienen que intentar posicionarse”.

La presencia del IH Cantabria en la capital vizcaína estuvo también compuesta por los investigadoresJ avier Sarmiento y Lucía Meneses.

Subasta

El congreso llegó a algunas conclusiones como que “la transición energética no se debe parar” por lo que las subastas son una herramienta necesaria para avanzar en la reducción de la dependencia energética, reducir el precio de la electricidad y la descarbonización.

La actual crisis energética europea ha generado una coyuntura económica, que se debe tener en cuenta a la hora de plantear subastas. En este sentido, señalan que el precio máximo de esta subasta no ha conseguido capturar el coste real actual de la energía renovable y, por ello, sólo se han adjudicado 45 MW de los 3.300 MW subastados. 

Intervención de la secretaria de Estado, Sara Aagesen

Desde la AEE se señala que es importante que no se pierda el volumen no otorgado en esta subasta y que las futuras subastas reflejen el precio real de la energía, incorporando mecanismos que reduzcan el riesgo para los participantes, para asegurar que se sigue avanzando hacia los objetivos del PNIEC.

Independientemente del precio que tengan las tecnologías renovables en un momento dado, que puede estar afectado por la inflación y por otros factores de cadena de suministro, siempre será más barato que cualquier tecnología fósil, generando automáticamente ahorros para el ciudadano, además de los ahorros en importaciones fósiles y por emisiones de CO2. 

El ritmo de la tramitación administrativa de proyectos renovables supone un factor cada día más importante en la toma de decisión de los participantes en las subastas, por lo que una aceleración de los permisos es esencial para garantizar el éxito de futuras subastas.