El Club Cliper conocerá nuevos proyectos implantados en el puerto de Baiona

Los miembros del Club Logístico Intermodal Portuario de la Euro-Región (Cliper) del puerto de Baiona volverán a reunirse, esta vez para conocer nuevas implantaciones e iniciativas empresariales encaminadas a la ecología, la descarbonización y el medio ambiente en su vertiente empresarial. El próximo Cliper tendrá lugar el 24 de noviembre próximo, en el nuevo espacio de restauración de la CCI de Baiona-País Vasco, Etenaldia.

Será la cuarta cita de este año, tras el parón obligado de la pandemia, y de nuevo el casi un centenar de miembros del Club tendrán la ocasión de practicar el “trabajo en red” habitual. Con esta, serán ya 40 reuniones presenciales, siempre realizadas los últimos jueves de cada mes par, cinco encuentros anuales. La anterior cita tuvo lugar el pasado septiembre en coincidencia con la celebración de la Jornada Agroalimentaria y Bolsa de Cereales del puerto de Baiona, Agri’Vrac. Para asistir a la próxima reunión, es necesario inscribirse aquí.

La empresa Aqualines se presentará en el próximo Cliper

En esta ocasión está prevista la intervención de Guillaume Catala, cofundador de Aqualines, un nuevo actor en el puerto de Baiona, que presentará su empresa y las diferentes fases de su implantación industrial. Se trata de un proyecto para el transporte de personas y mercancías en base al concepto de “deslizadores marinos” o “barcos voladores” que operan bajo el concepto de volar a pocos metros sobre la superficie del agua, combinando la alta velocidad de un avión con el bajo costo de operación de un barco. Se trata de un novedoso diseño basado en un concepto bien conocido por los pilotos: el “efecto suelo”. Este se crea por el aire de alta presión atrapado entre las alas y el suelo o el agua mientras vuela a baja altitud. Por lo tanto, los “deslizadores marinos” son similares a un aerodeslizador, pero con alas.

También está prevista la intervención de Pascal Hourie, director del centro Rebattery, quien explicará el concepto de “economía circular” y la revalorización de las baterías. Se trata de una iniciativa que busca volver a poner en el mercado las baterías que se envían a reciclar, dándoles una segunda vida útil tras su reparación.

Una vez finalizadas las ponencias y la presentación de proyectos, los miembros de Club Cliper del puerto de Baiona podrán disfrutar del tradicional trabajo en red en torno a su fórmula de éxito de “vino y tapas”.  Para la ocasión se ha elegido el nuevo espacio de restauración Etenaldia, donde Marina y Corine mostrarán sus especialidades culinarias.