CMA CGM achaca la caída de sus ingresos al “deterioro” del mercado

CMA CGM ha atribuido la caída de sus ingresos del ejercicio 2023 al “deterioro” de las condiciones en los mercados del transporte marítimo. El grupo logístico ha reducido sus ingresos en un 36,9% -en relación con los resultados del 2022-, y ello pese a que estos ingresos alcanzaron los 47.000 millones de dólares.

La compañía ha señalado que su Ebitda -indicador financiero que refleja el beneficio bruto de una actividad- ascendió a 9.000 millones de dólares.

Esta cifra representa un margen Ebitda del 19,2%, es decir, “unos 25,5 puntos menos que en el año 2022”, mientras que el beneficio neto se situó en 3.600 millones de dólares.

Una base sólida pese a la caída de los ingresos, apunta CMA CGM

Según apunta CMA CGM, los resultados proporcionan una “base sólida” para que el grupo “capee la crisis sin dejar de invertir”.

Asimismo, destaca que el 2023 estuvo marcado por la “expansión sostenida” del grupo, como la adquisición de Bolloré o la entrada en el accionariado de las terminales de Cosco en los puertos de Bilbao y Valencia.

El presidente y director ejecutivo de CMA CGM, Rodolphe Saadé, ha afirmado que las condiciones del mercado marítimo “se deterioraron progresivamente” durante el año. “Nuestros resultados han bajado como esperábamos.

Respaldados por nuestra solidez financiera, seguiremos invirtiendo en la transformación del grupo, en particular en la descarbonización y la inteligencia artificial”, ha añadido.

CMA CGM prevé la bajada de los fletes a lo largo del 2024

De cara al 2024, el grupo ha señalado que el año estará “probablemente” por el “lento” crecimiento de la economía mundial. “Se espera que el comercio mundial de bienes se recupere impulsado por el gasto de los consumidores y la reposición de inventarios”. 

Además, CMA CGM espera que la entrada en servicio mayor capacidad en el transporte de contenedores, “impulse la oferta mundial por encima de la demanda prevista y provoque un impacto adverso previsto en los fletes”.