La Dirección General de Transporte por Carretera asume competencias ferroviarias

La Dirección General de Transporte por Carretera, encabezada por Roser Obrer, pasará a responsabilizarse de las competencias en materia ferroviaria.

Aunque por el momento no han trascendido más detalles desde el Ministerio de Transportes (Mitma), el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado que el departamento que lidera Roser Obrer pasa a llamarse Dirección General de Transporte por Carretera y Ferrocarril.

De este modo, como ya aparece en el organigrama de la ahora renombrada Dirección General de Transporte por Carretera y Ferrocarril, este departamento tendrá competencias en la “ordenación general en materia de transporte por carretera y servicios de transporte ferroviario”.

Así, de ella dependen las subdirecciones generales de Ordenación y Normativa de Transporte por Carretera y Ferrocarril, de Gestión del Transporte por Carretera y Ferrocarril, y de Inspección de Transporte por Carretera y Ferrocarril.

Roser Obrer, como ya explicamos en El Canal en el momento de su nombramiento al frente de la Dirección General de Transporte por Carretera, es doctora ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universitat Politècnica de Valencia.

Formó parte del equipo de Logitren Ferroviaria (CSP Logitren), ocupando los cargos de directora de Operaciones y directora de Desarrollo. En el 2018, se incorporó a la Oficina del Comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo.

Entre septiembre del 2019 y junio del 2023, ocupó la Dirección General de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible de la Generalitat Valenciana, ejerciendo las competencias en materia de infraestructuras públicas viarias y ferroviarias, seguridad vial, planificación y logística del transporte; planificación, coordinación y ejecución de la oferta intermodal del transporte en la Comunitat Valenciana; seguridad y ordenación del transporte, gestión de la red de transportes y movilidad metropolitana.