El Ministerio de Transportes destina 61M€ al Complejo Ferroviario de Valladolid

El Ministerio de Transportes ha adjudicado una inversión de 60,9 millones de euros para la segunda fase del Complejo Ferroviario de Valladolid. Según apunta el ministerio, este proyecto, junto a la Variante Este, convertirá a la ciudad “en nodo de transporte de mercancías y centro de tecnología e innovación ferroviaria”.

La actuación comprende la construcción de la nueva terminal de transporte de mercancías, que formará parte de la red de nodos intermodales estratégicos, además de un centro de tecnología de vía, el centro de Redalsa -empresa del grupo Adif especializada en carril y desvíos- y una base de mantenimiento. Los trabajos se han encargado a la UTE integrada por Lantania y Copcisa.

Según el ministerio, con esta adjudicación “ya están en marcha todas las actuaciones para materializar la Variante Este y el Complejo Ferroviario de Valladolid”. Asimismo, se ha lanzado también el proyecto de ampliación de capacidad de Valladolid-Campo Grande, “para convertirla en nodo de la alta velocidad del norte”, con el despliegue de la segunda vía de ancho estándar en la salida norte de la estación, “respondiendo así al crecimiento del tráfico asociado a la extensión de la red y la liberalización del transporte de viajeros”.

Todas estas actuaciones que el Ministerio de Transportes ha puesto en marcha a través de Adif forman parte del desarrollo del Corredor Atlántico.

En el Complejo se levantará una terminal de mercancías

En el Complejo Ferroviario se levantará la nueva terminal de mercancías de Valladolid, que acogerá las actividades de las instalaciones de La Esperanza y Argales. Sus 230.000 metros cuadrados (m2) albergarán una instalación técnica, integrada por 9 vías de más de 750 metros, para recepción y expedición de trenes. Además, también habrá una zona de carga, descarga y almacenamiento de contenedores; un edificio de gestión; el estacionamiento de vehículos y un área de expansión logística.

Asimismo, acogerá al Centro de Tecnología de Vía, con 12.000 m2 para instalaciones y 24.000 m2 de zona de almacenamiento y el centro de Redalsa (140.750 m2). La zona también dispondrá de una base de mantenimiento de Adif de 2.700 m2 de superficie, con talleres, almacenes y oficinas.