Grimaldi adquiere un compromiso personal con la reducción de emisiones

El “Cruise Roma”, la primera nave del Mediterráneo cero emisiones a puerto, empieza a operar a Barcelona

Grimaldi amplía dos ferries en servicio en  Barcelona y les incorpora baterías de litio que reducen el equivalente al 4% de las emisiones de todos los buques en puerto

La naviera Grimaldi Lines ha vuelto a confirmar  su compromiso personal y decidido para reducir las emisiones   de CO2 de sus ferries. “Las empresas deben hacer un cambio radical en la reducción de emisiones. Es fundamental para nuestras compañías y nuestros hijos luchar contra el cambio climático”, manifestó Guido Grimaldi, Corporate Short Sea Shipping Commercial Director del Grupo Grimaldi, en la presentación en Barcelona del  remodelado “Cruise Roma”.

El directivo de Grimaldi añadió que  el cumplimiento de la “limitación del azufre en el combustible de los buques” que entrará en vigor en el 2020 es fundamental para la reducción de emisiones, y “Grimaldi ayudará en su cumplimiento”.

Grimaldi Lines presentó en el puerto de Barcelona el “Cruise Roma”, que ha sido ampliado y mejorado y ha incorporado una serie de soluciones tecnológicas innovadoras destinadas a reducir su impacto ambiental y a ahorrar energía, lo cual la convierten en la primera nave cero emisiones en puerto del Mediterráneo.

Leandro Melgar, director de Explotación de Puertos del Estado; Mercè Conesa, presidenta del puerto de Barcelona; Nesga Danese, cónsul general de Italia en Barcelona; Guido Grimaldi, Corporate Short Sea Shipping Commercial Director del Grupo Grimaldi, y Francesco Maria di Majo, presidente del puerto de Civitavecchia (Autoridad del Sistema Portuario de Mar Tirreno Centro-Septentrional)

En la inauguración del reformado “Cruise Roma”  participaron  Mercè Conesa, presidenta del puerto de Barcelona; Nesga Danese, cónsul general de Italia en  Barcelona; Francesco Maria di Majo, presidente del puerto de Civitavecchia (Autoridad del Sistema Portuario de Mar Tirreno Centro-Septentrional); Leandro Melgar, director de Explotación de Puertos del Estado,  y el citado Guido Grimaldi, Corporate Short Sea Shipping Commercial Director del Grupo Grimaldi. El “Cruise Roma” que, junto con el “Cruise Barcelona”, cubre diariamente la línea Barcelona-Porto Torres-Civitavecchia, ha experimentado un proceso de modernización y alargamiento efectuado en el astillero de Fincantieri en Palermo que le ha permitido ampliar su eslora en 29 metros, hasta un total de 254 metros.

Cero emisiones en  puerto

El ferry renovado incorpora soluciones de vanguardia destinadas a reducir su impacto ambiental, a la vez que permiten un considerable ahorro de energía. Entre las mejoras, destaca la planta de mega batería de litio, con una capacidad de más de 5 MWh, una potencia suficiente para alimentar el buque durante su estancia en  puerto. Se trata de un hito tecnológico muy importante puesto que evita la necesidad de utilizar los generadores auxiliares diésel, consiguiendo así el objetivo de cero emisiones mientras el buque se encuentra atracado. Además, se han instalado cuatro depuradoras para la purificación de los gases de escape con el objetivo de reducir las emisiones de partículas en un 80%.

Esta iniciativa se alinea decididamente con la apuesta por el crecimiento sostenible que está impulsando el puerto de Barcelona. Durante la presentación del “Cruise Roma”, celebrada en Grimaldi Terminal Barcelona, la presidenta del puerto, Mercè Conesa, destacó “la audacia y el compromiso por parte de Grimaldi para reducir las emisiones generadas por la actividad portuaria”, el objetivo prioritario del Pla de Mejora de la Calidad del Aire del Puerto de Barcelona. Asimismo, Conesa  explicó que la solución que aportan las baterías de litio evitará la emisión de unas 106 toneladas anuales de NOx, cifra que representa cerca del 4% de las emisiones de todos los buques durante su estancia en el  puerto.

Más capacidad para camiones, vehículos y pasajeros

El alargamiento que ha experimentado el Cruise Roma, y que se realizará también a su nave gemela, el “Cruise Barcelona”, le ha dado una capacidad para 3.500 pasajeros, 271 automóviles y 3.700 metros lineales para vehículos pesados, lo cual las hace mucho más eficientes. En la zona de pasajeros, la ampliación comporta unas 20 cabinas más (80 camas), cuatro salas de butacas con una capacidad total de 450 asientos y un nuevo self service de unos 270 asientos. También se han llevado a cabo importantes obras de renovación en las áreas públicas ya existentes y se ha adaptado el equipo de seguridad del buque para hacer frente al aumento de la capacidad de pasajeros.

Anterior artículoLas personas usuarias de FGC podrán hacer seguimiento de los trenes y su ocupación en tiempo real
Siguiente artículoLa Estación de Atxuri, a la espera del tren