Recuperar conexiones con Asia y Latinoamérica, objetivos del aeropuerto de Barcelona

El Comitè de Desenvolupament de Rutes Aèries de Barcelona (CDRA) -integrado por la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, Aena y la Cámara de Comercio de Barcelona- se ha fijado el objetivo prioritario de “impulsar los vuelos intercontinentales” desde el aeropuerto de Barcelona.

Así lo han señalado este martes representantes de las cuatro entidades, en una comparecencia celebrada en La Llotja de Mar de Barcelona en la que el CDRA ha presentado su hoja de ruta para el periodo 2024-2025.

En concreto, desde el CDRA se ha puesto de manifiesto que si bien en el 2023 el aeropuerto “recuperó” la mayoría de las conexiones prioritarias con la apertura de los países asiáticos, “ahora se entra en una nueva fase focalizada en la apertura de nuevos mercados y mayores frecuencias”.

En este sentido, su estrategia pasa por las “grandes metrópolis mundiales”, puesto que tienen “una gran demanda con Barcelona”. De hecho, el comité señala que algunas de estas ya operaban en el 2019 y “todavía” no se han recuperado. “Shanghai, Hong Kong, Lima, Delhi y Tokyo se convierten en los mercados más prioritarios y estratégicos”, destaca CDRA.

Mejorar las rutas ya existentes, otro de los objetivos

El plan presentado también ha analizado aquellas rutas ya operadas actualmente, “pero que podrían mejorarse en términos de calidad de la oferta, teniendo en cuenta la gran demanda de pasajeros existente”.

En esta línea, se van a “priorizar” rutas estacionales, con el objetivo de desestacionalizarlas -entre ellas, San Francisco, Chicago o Washington DC-, así como otras rutas que, aun siendo operadas durante todo el año, “tienen pocas frecuencias y, por tanto, son objeto de mejora” -Santiago, Buenos Aires, Beijing, Singapur, entre otras-. 

“La voluntad con estos destinos es incrementar el número de frecuencias durante todo el año, reduciendo al máximo su estacionalidad, para hacerlas más atractivas para los pasajeros”, añade CDRA.

Asimismo, el comité ha apuntado que “hay que tener en cuenta que fruto de la actividad del CDRA, varias compañías aéreas han apostado por Barcelona y han empezado a operar nuevos vuelos intercontinentales durante los últimos años con un incremento de las frecuencias”. 

Para el año en curso, el CDRA tiene previsto recuperar la conexión con Hong Kong -Cathay Pacific- “y conseguir nuevos enlaces intercontinentales” como el de Dallas -American Airlines-, Miami -Level- o San Francisco -United Airlines-. “También se consolidarán rutas existentes, como la frecuencia diaria adicional en New York de Delta Airlines o la tercera frecuencia diaria de Qatar Airways en Doha”, apunta CDRA.

17 nuevos destinos entre el 2020 y el 2024

Según CDRA, durante el período del Plan Estratégico 2020-2024 “se han inaugurado 17 nuevos destinos y/o rutas estratégicas”, como, por ejemplo, Shenzhen (Shenzhen Airlines), Calgary (WestJet), Chicago (United Airlines) y Jeddah (Saudia Airlines), entre otros. 

“Además, en los últimos 19 años se ha triplicado el número de destinos, de 17 a 50, así como recuperado casi la totalidad de las rutas perdidas por la pandemia”, explica el comité.

7,64 millones de pasajeros intercontinentales

Para el CDRA, su actividad “ha contribuido” a que, durante el año 2023, el aeropuerto de Josep Tarradellas Barcelona – El Prat transportara 7,64 millones de pasajeros intercontinentales –considerando pasajeros directos (3,20 millones) e indirectos (4,44 millones). “Un balance positivo que es fruto de las nuevas rutas y frecuencias que se han creado gracias a las iniciativas del comité”.

A lo largo del último año, el aeropuerto Barcelona – El Prat operó un promedio de 276 frecuencias semanales intercontinentales, acercándose a las 304 del 2019, así como una oferta de 6,93 millones de asientos.

“Una cifra notablemente superior a la de 2022”, cuando se ofrecieron 5,48 millones de asientos -un +26% en términos relativos-, “pero aún sensiblemente inferior a la alcanzada en el 2019, cuando se registraron 7,83 millones de asientos”.

En relación con la demanda, el tráfico aéreo intercontinental total en el 2023 creció en 5,5 millones de pasajeros respecto al 2020, gracias al incremento del +195% del tráfico intercontinental directo y la estimulación del +228% del tráfico intercontinental indirecto.

“Estos resultados ponen de relieve el trabajo realizado de forma conjunta por las cuatro instituciones que conforman el comité para fomentar el creciente de la demanda intercontinental de Barcelona, ​​pero también demuestra que el trabajo desarrollado por el CDRA sigue siendo necesario”, concluyó el comité.