El aumento de fletes por la crisis en el Mar Rojo eleva las previsiones de Maersk

Los resultados de AP Moller-Maersk en el primer trimestre del 2024 denotan una “fuerte recuperación” de los beneficios en comparación con el cuarto trimestre del 2023, según comunica el grupo danés.

Debido al “buen rendimiento de las terminales, una mayor demanda y una prolongada crisis del Mar Rojo”, los fletes han aumentado, y también lo han hecho las previsiones de crecimiento de Maersk para este año.

El grupo danés concreta que los resultados se han visto repercutidos por el conflicto del Mar Rojo y los desvíos de buques hacia otras rutas. Ello ha afectado en los tiempos de tránsito, con un aumento en los fletes y costes del mercado “debido a las interrupciones en la cadena de suministro, con altos volúmenes de mercancías y una alta utilización de la capacidad”.

«Esto no solo ha favorecido la recuperación en el primer trimestre en comparación con el anterior, sino que también ha mejorado las perspectivas para los próximos trimestres; ahora esperamos que estas condiciones nos acompañen durante la mayor parte del año», ha concretado el CEO de Maersk, Vincent Clerc, en un comunicado.

En concreto, del rango de crecimiento fijado entre el 2,5% y el 4,5%, esperan acercarse más al valor superior, “con una fuerte demanda y un crecimiento del volumen de contenedores”. Uno de los factores que afectaría sería la prolongación de la crisis en el Mar Rojo, como afirma la naviera, alcanzando un EBITDA previsto de entre los 4 mil millones y los 6 mil millones de euros.

Asimismo, la logística y los servicios “experimentaron un crecimiento significativo en volúmenes”, y las terminales comenzaron el año “con unos resultados potentes derivados del aumento en los volúmenes de mercancías”.