La mexicana Beyond 3PL patrocinadora del congreso anual de GKF Network

Este año, Rotterdam fue elegida como sede del séptimo Congreso Anual Logístico de Global Key Family Network, uno de los principales eventos del sector en el mundo. En este sentido, el proveedor logístico mexicano Beyond3PL by Oceanus 4PL fue patrocinador del evento y, también, protagonista gracias a algunas de sus conferencias, en las que se habló sobre los retos de la cadena de suministro y se destacó la importancia de México para el mercado global.

Durante el congreso, se celebraron meetings de trabajo para desarrollar el comercio exterior, exposiciones sobre nearshoring, offshoring, energía, tecnologías limpias, sostenibilidad y cadena de suministro, un evento en el que participaron casi medio centenar de países para fortalecer y desarrollar alianzas estratégicas dentro del mercado de la logística.

Con la participación de Beyond3PL by Oceanus 4PL, los asistentes conocieron de cerca la realidad del sector. El CEO fundador de la empresa, Fernando Galán, destacó su exposición sobre “Inspection at Origin”, uno de los factores críticos a considerar en la cadena logística aduanera, y que tuvo especial tema de debate en las reuniones B2B que se protagonizaron.

Andrés Lozano y Fernando Galán, CEOs de Beyond3PL by Oceanus 4PL, durante el congreso anual GKF Network

“Dependiendo de los países involucrados y los productos que se comercializan, es posible que sea necesario obtener y presentar varios formularios, licencias y permisos para que el comercio sea legal y exitoso. Otra consideración son los aranceles y derechos. Por último, las inspecciones aduaneras gubernamentales garantizan que todos los bienes importados o exportados cumplan con las regulaciones y estándares”, explicaba Fernando Galán.

De acuerdo a los datos de la Secretaría de Economía de México, tan solo en el primer semestre del 2023, la Inversión Extranjera Directa (IED) proveniente de Países Bajos a México fue de 1.275 millones de dólares. Durante el mismo período, dicho intercambio fue canalizado mediante enlaces aéreos, terrestres y sobre todo por los más de 7 millones de contenedores movilizados por el puerto de Rotterdam, que cuenta con 105 kilómetros de superficie y 42 kilómetros de muelles.