A la comunidad portuaria de Tarragona se le ha encendido la alarma por las posibles consecuencias del ETS

En el caso del puerto de Tarragona, aquellos tráficos que son cautivos y que se nutren o alimentan a las empresas de su hinterland, van a sufrir un incremento de coste del transporte marítimo por el ETS que esperamos que no afecte a la viabilidad del negocio de las diferentes empresas, aunque sabemos que hay algunas que trabajan con márgenes muy reducidos.

La presidenta de la Asociación Provincial de Consignatarios de Buques de Tarragona, Laura Ferrario, comparte con El Canal un análisis sobre los principales retos que afronta el sector marítimo portuario catalán y europeo a corto plazo.

Ferrario desgrana los principales temas que afectarán al recinto tarraconense, como la aplicación del EU Emissions Trading System (EU ETS) al sector, el nuevo impuesto de emisiones para grandes buques impulsado por la Generalitat, los principales proyectos de ampliación del puerto de Tarragona o el futuro de la antigua terminal de DP World.

La preocupación de la comunidad portuaria del Sur de Europa por la aplicación del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea EU-ETS (Emissions Trading System) a partir del 1 de enero del 2024, es evidente. ¿Cómo puede afectar esta nueva regulación al puerto de Tarragona?

Desde que el pasado mes de abril la UE incluyó el transporte marítimo en la publicación del paquete de medidas Objetivo 55 (Fit For-55), cuyo objetivo es obtener una reducción del 55% de los gases de efecto invernadero en Europa como paso previo al objetivo de llegar a la neutralidad en el 2050. En esta línea, a la comunidad portuaria se nos ha encendido la alarma por sus posibles consecuencias.

Esta medida de transición hacia la descarbonización impulsada por la UE supone un incremento de costes para las navieras, ya sea por inversión en nuevos equipos y combustibles ecológicos, o bien por el pago de los derechos de emisión de carbono (EU-ETS). Este incremento de costes, que afecta solo a puertos europeos, acabará siendo repercutido al embarcador/receptor europeo y supone un riesgo de desviación de tráficos a otros países no-EU, en especial para los trasbordos. Este incremento de coste del transporte marítimo podría propiciar que algún tráfico sustituya el transporte marítimo por el ferrocarril. 

Al ser un objetivo para reducir las emisiones de forma gradual, el importe económico será pequeño en los primeros años, pero irá incrementándose paulatinamente para disuadir la generación de emisiones.

En el caso del puerto de Tarragona, aquellos tráficos que son cautivos y que se nutren o alimentan a las empresas de su hinterland, van a sufrir un incremento de coste del transporte marítimo que esperamos que, en general, no afecte a la viabilidad del negocio de las diferentes empresas, aunque sabemos que hay algunas que trabajan con márgenes muy reducidos. 

Este podría ser el caso del granel líquido (aproximadamente el 65% del tráfico portuario) como el crudo, productos petrolíferos o químicos, que no buscarán puertos alternativos por tratarse de un tráfico local. Caso similar ocurre con gran parte del granel sólido, donde el tráfico de cereales y harinas (representan 24% aprox.) se desembarca para cubrir la necesidad local, por lo que no debería sufrir desviaciones. Es diferente la situación del carbón y el coque (5% del tráfico, aprox.), que realiza tránsito y deberemos hacer seguimiento por si otros puertos se convierten en más atractivos por ser más competitivos. 

En cuanto al tráfico de vehículos, el volumen de tránsitos es residual, por lo que no esperamos que se genere desviación de tráfico. 

El EU-ETS acabará siendo repercutido al embarcador/receptor europeo y supone un riesgo de desviación de tráficos a otros países no-EU, en especial para los transbordos.

En el caso de los productos siderometalúrgicos, son importaciones y esperamos que mantengan el puerto de Tarragona como puerto de entrada durante muchos años.

En relación con los cruceros, a corto plazo no deberían sufrir alteración. 

En esta gráfica se pueden observar los puertos con más tránsitos y que son más susceptibles de verse afectados por la evasión de rutas (color lila).

TIPO DE TRÁFICO POR PUERTO

Estadísticas tráfico portuario- octubre 2023 – Publicadas por la Autoridad Portuaria de Tarragona. Los tráficos en lila corresponden a los transbordos y pueden ser los más afectados por el EU ETS.

IMPUESTO DE LA GENERALITAT SOBRE LAS EMISIONES DE GRANDES BUQUES
Total emisiones NOx y PM – Datos de escalas finalizadas 2019

Memoria de evaluación de impacto del anteproyecto de Ley de la Generalitat del importe sobre emisiones portuarias de grandes buques

Seguimos con las regulaciones sobre emisiones. La Generalitat de Catalunya impondrá un nuevo impuesto por emisiones de buques. ¿Conoce la asociación que presides el valor económico que supondrá para las navieras este nuevo impuesto, según el tipo de buque que operan en Tarragona?

El anteproyecto de Ley del impuesto sobre las emisiones portuarias de grandes buques que prepara la Generalitat prevé un pago progresivo de 1 euro el primer año, con un incremento escalonado hasta llegar a los 3,5 euros/kg de dióxido de nitrógeno y de partículas emitidos por los grandes buques en los puertos catalanes durante la operación de fondeo, maniobra y operativa.

Se contempla la posibilidad de obtener descuentos de hasta un 15% si el buque dispone de conexión eléctrica (aunque no la pueda utilizar por no disponer el muelle de este servicio) y por tener certificado de mejora energética.

El consignatario estará obligado a presentar e ingresar la autoliquidación a la Generalitat de forma trimestral.

Por parte de la asociación de consignatarios, esperamos que la Ley del impuesto sobre las emisiones portuarias de grandes buques de la Generalitat no prospere.

Según las cifras de la propia memoria de impacto del anteproyecto, la Generalitat esperaba ingresar el primer año 2,2 millones de euros por las escalas en el puerto de Tarragona, importe que se elevaría hasta casi los 8 millones de euros a partir del cuarto año. Se pueden ver más detalles del análisis en el siguiente cuadro: 

Por parte de la asociación de consignatarios, esperamos que la Ley no prospere, ya que implicaría una pérdida de competitividad de los puertos catalanes, y consideramos que ya existen medidas a nivel europeo que velan por empujar al transporte marítimo en su transición hacia la neutralidad climática.

Entramos en lo que respecta al puerto de Tarragona. Los principales proyectos de la infraestructura catalana son la construcción de su ZAL, la PortTarragona Terminal de Guadalajara-Marchamalo, y la Terminal Intermodal de La Boella. ¿Cómo puede favorecer estas nuevas e importantes infraestructuras a Tarragona?

Sin duda, las tres infraestructuras son potencialmente generadoras de tráfico para el puerto de Tarragona y se complementan para ofrecer una solución logística multimodal que vincula los dos transportes de mercancía más eficientes, competitivos y sostenibles, como son el ferrocarril y el marítimo.

Por parte de la asociación de consignatarios, esperamos que la Ley del impuesto sobre las emisiones portuarias de grandes buques de la Generalitat no prospere

La Terminal de Guadalajara-Marchamalo, situada en un lugar estratégico a unos 70 km de Madrid, amplía la zona de influencia del puerto de Tarragona y ofrece un puente al mar a empresas y productores del centro de la península. La posibilidad de operar con trenes de 750 metros permite agilizar y optimizar el movimiento de mercancías, incluyendo la posibilidad de conectar con el Corredor del Mediterráneo a través de la Terminal Intermodal de La Boella para el cambio de ancho de vía.

Por su parte, el proyecto de la ZAL, con 1 millón de metros cuadrados, atraerá multitud de empresas que, posiblemente, requerirán de los servicios de la terminal de La Boella. Esperemos que las nuevas infraestructuras también generen nuevos tráficos en el puerto de Tarragona que, por su experiencia y calidad profesional, puede asumir y manipular de forma eficiente cualquier tipo de tráfico que se genere. 

Para terminar, el puerto de Tarragona está preparando la nueva licitación de la terminal que pertenecía a DP World. El concurso propondrá que la terminal sea multipropósito no solo de contenedores. ¿Piensas que esta nueva instalación -una vez adjudicada-, puede suponer un salto de escala para Tarragona?

Si finalmente la Autoridad Portuaria decide licitar la antigua terminal de DP World como multipropósito, creo que es acertado ya que esta flexibilidad hace más atractiva la licitación y no la limita al tráfico de contenedores.  

La presidenta de la asociación de consignatarios de Tarragona cree que es acertado que la licitación de la terminal de DP World contemple que sea una instalación multipropósito

Entiendo que la situación ideal para el puerto sería poder encontrar un nuevo operador que atrajera líneas de contenedores con grandes volúmenes, pero la proximidad al puerto de Barcelona, que está excelentemente posicionado como puerto hub, hace que las grandes líneas se concentren allí y vean en el puerto de Tarragona una salida para momentos de congestión o tráficos específicos. Sin dejar de servir al contenedor, y con vistas a poder incrementar el volumen en el futuro, el tráfico actual justifica y demanda que el concesionado pueda diversificar.

La incorporación de nuevas empresas cuando la ZAL esté operativa puede requerir capacidad de manipulación para nuevos tráficos, y la nueva terminal multipropósito podría dar respuesta a alguna de estas nuevas necesidades.