Consulmar comienza su proyecto de sostenibilidad medioambiental

El Grupo Consulmar ha dado el primer paso de su ambicioso proyecto de sostenibilidad medioambiental con la botadura de su primera embarcación con propulsión 100% eléctrica y cero emisiones de carbono. La ceremonia de botadura de la embarcación, tipo “pelícano” utilizada para la limpieza de la lámina de agua del puerto, ha tenido lugar en el puerto de Castellón, y marca un hito en la transición energética de los servicios auxiliares portuarios.

La embarcación “Minipelicano doce” es la primera que el Grupo Consulmar ponen en funcionamiento con un motor eléctrico

La botadura fue presidida por Ramón Zubiaga Carles, presidente del Grupo Consulmar, con la asistencia de Jose María Gomez Fuster, director del puerto de Castellón, Miguel Angel Gomez Ruiz, Capitán Marítimo y diversas autoridades y personalidades de la comunidad portuaria. A los asistentes se dirigió tanto el Director del puerto de Castellón como el Director Gerente de Consulmar, Ramón Zubiaga Garteiz, que expresaron su compromiso mutuo con el desarrollo sostenible en la actividad portuaria. 

Entre las próximas actuaciones de la empresa está la construcción de una lancha de 13 metros de eslora de propulsión eléctrica y cero emisiones para la actividad de amarre de buques y recogida de residuos líquidos de buques en el puerto de Castellón, una novedad en el sector naval español y europeo. En paralelo, se realizará la instalación de paneles solares fotovoltaicos en el almacén que la empresa tiene próximo al muelle, con objeto de que estas embarcaciones carguen sus baterías con energía de origen 100% renovable, completando un círculo de sostenibilidad medioambiental hasta ahora inédito en los puertos europeos, marcando un antes y un después en el proceso de transición energética en el sector portuario.

Este es el primer paso en la electrificación del Grupo Consulmar

Comprometidos con el medio ambiente

Según Zubiaga “estamos comprometidos con el medio ambiente del entorno en el que realizamos nuestras actividades y pondremos todo nuestro esfuerzo para realizar una transición energética en los próximos años empujados por la innovación tecnológica. Sin duda la tecnología existe, pero hay que ir probando que es viable para nuestras operaciones, y este es el primer paso de muchos en los próximo años”.

La embarcación presentada está destinada a la limpieza de la lámina de agua del puerto interior y ha sido objeto de transformación en los últimos meses, pasando de una propulsión tradicional con motor de combustión a gasoil a una propulsión 100% eléctrica con cero emisiones de carbono a la atmósfera. De esta manera, Consulmar apuesta por el respeto al medio ambiente mediante la innovación tecnológica en su flota de embarcaciones, con el objeto de poder alcanzar un ambicioso objetivo de reducción del 55% de sus emisiones netas de gases invernadero en el puerto de Castellón para el año 2030, en línea con los objetivos “Fit for 55” de la autoridad portuaria y de la Unión Europea.