El puerto de Algeciras medirá el consumo de agua para reducir su huella hídrica

En los últimos diez años, la dársena andaluza ha reducido a la mitad su consumo de agua a pesar del crecimiento de actividad registrada

El puerto de Algeciras ha adjudicado al Centro Gallego de Investigaciones del Agua el contrato para calcular anualmente la huella hídrica de las instalaciones portuarias.

Ello permitirá al recinto andaluz conocer mejor dónde se consume el agua en las instalaciones de Algeciras y Tarifa, y en qué medida es susceptible de reducirse, con el objetivo de implementar acciones de ahorro adicionales.

Para el cálculo, la empresa adjudicataria utilizará la metodología Water Footprint Network, que no solo mide el volumen de agua dulce utilizado, sino que además analiza el ciclo de vida de los productos y servicios del recinto.

Para ello, distingue entre el agua de lluvia empleada (huella hídrica verde), el agua superficial y subterránea (huella hídrica azul), y el agua contaminada (huella hídrica gris).

El cálculo de la huella hídrica de forma regular es una de las actuaciones de la Estrategia Verde del puerto de Algeciras, con la que se pretende reducir el agua utilizada en el puerto y fomentar su medición entre concesionarios y empresas de la comunidad portuaria.

El objetivo es “hacer un uso más racional y luchar entre todos de forma más eficaz en un contexto de sequía como el actual”, como establece el recinto andaluz en un comunicado.

Una estrategia consolidada

Según el puerto de Algeciras, en el periodo 2013-2023 la dársena ha reducido a la mitad su consumo de agua a pesar del crecimiento de actividad registrada, pasando de más de un millón de metros cúbicos anuales, a poco más de medio millón.

El recinto achaca la reducción a medidas como la instalación de sistema de ahorradores de agua en todos los grifos de aseos; el control de los consumos, o la contratación de una asistencia para la detección de posibles incidencias y fugas.

Además, para minimizar las pérdidas en su red de abastecimiento, desde el 2021 el puerto de Algeciras tomó la decisión de reducir la presión en el interior del recinto portuario durante la noche, automatizando la válvula reguladora de la presión en el principal punto de suministro de agua al puerto.

De esta manera, ha conseguido que los consumos sean “estrictamente los necesarios”, alcanzando hasta ahora un ahorro aproximado de unos 50.000 metros cúbicos anuales.

No obstante, con motivo de la sequía actual, el recinto andaluz trabaja en nuevas medidas excepcionales que permitan reducir el consumo medio del puerto en un 20% adicional, como son la limitación del suministro de agua potable a buques, el cese de baldeos y riegos de las zonas verdes, y, en el caso de los edificios, bajando la presión y regulando las cisternas de los aseos. Estas mismas medidas se harán extensivas al resto de usuarios del puerto.

Con motivo de la sequía actual, el recinto andaluz trabaja en nuevas medidas excepcionales que permitan reducir el consumo medio del puerto en un 20% adicional