Las pymes tendrán dificultades ante la conversión a Trust and Check Traders

Las asociaciones europeas avisan de las dificultades a las que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas para ajustarse a los requerimientos de un Data Hub único

CLECAT y ESC han publicado un comunicado conjunto para advertir al Parlamento Europeo de las consecuencias que puede tener la reforma del Código Aduanero de la Unión (CAU) para el sector.

En este sentido, han sugerido que la centralización de operaciones, como es el caso de la herramienta única de datos (Data Hub), puede no materializarse para las pymes, ya que “no tienen los medios para convertirse en Trust and Check Traders”.

En este comunicado, la European Association for Forwarding, Transport, Logistics and Customs Services (CLECAT) y la European Shippers’ Council (ESC) han explicado que uno de los elementos “clave” de la reforma se basa en que el nuevo estatus Trust and Check Traders es una versión mejorada del Operador Económico Autorizado (OEA) que les permitirá entregar su mercancía tras calcular ellos mismos los derechos de Aduana sin necesidad de presentarlos físicamente.

Sin embargo, han argumentado que el reconocimiento está sujeto “a un riguroso proceso de autorización” y requiere una “importante infraestructura empresarial”, y que hoy en día los comerciantes europeos lo utilizan de forma “moderada”. Según el informe del 2023 del Tribunal de Cuentas Europeo, en el 2022 se utilizaban 18.210 autorizaciones OEA en el territorio aduanero de la UE. “Se trata de un porcentaje muy pequeño”, explican las asociaciones europeas.

CLECAT y ESC: “Hoy en día, la mayoría de las empresas confían en los representantes aduaneros, que a menudo actúan como parte integral del servicio de transporte/logística”

Por esta razón, CLECAT y ESC “cuestionan la capacidad y la voluntad” de las pequeñas y medianas empresas para solicitar el Trust and Check Traders. Justifican las dificultades para disponer de los medios tecnológicos y la experiencia para utilizar el Data Hub.

En este nuevo sistema, los importadores y exportadores “serán los únicos responsables” de pagar los derechos e impuestos aplicables y de garantizar el cumplimiento de las mercancías con las normas y la legislación de la UE.

“Pasa por alto el hecho de que la información requerida contiene muchos más datos de los que están disponibles en los sistemas informáticos empresariales. Hoy en día, la mayoría de las empresas confían en los representantes aduaneros, que a menudo actúan como parte integral del servicio de transporte/logística. Las responsabilidades están bien definidas en la representación aduanera directa”, esclarecen en el comunicado, advirtiendo de la “práctica eliminación” de esta figura.

Antonio Llobet, presidente del Consejo General de Agentes de Aduanas
Antonio Llobet, presidente del Consejo General de Agentes de Aduanas

A. Llobet: “¿Cómo van a asumir las pymes una figura tan compleja como el Trust and Check?«

“El escrito de CLECAT se nutre de los diferentes colectivos aduaneros y de los representantes aduaneros de Europa, y la posición de CLECAT es la que puso el Consejo General de Agentes de Aduanas. El Trust and Check es una figura que no se puede asumir por las pequeñas y medianas empresas, como tampoco lo ha hecho el OEA, ¿cómo van a asumir una figura mucho más compleja?”, remarca Antonio Llobet, presidente del Consejo General de Agentes de Aduanas.

“Por otro lado, si los representantes aduaneros queremos asumir la figura del Trust and Check deberemos despachar por la indirecta, y no queremos. Esto supondría asumir la representación indirecta, que supondría ser solidarios con los asuntos fiscales y no fiscales que pueda tener el importador. Si un importador no paga sus impuestos, lo tenemos que hacer nosotros. Si no cumple una normativa sanitaria, seremos nosotros los responsables. Es un disparate”.

“Si una empresa pequeña quiere ser Trust and Check, tiene que disponer de un equipo aduanero dentro de sus empresas, debe asumir una serie de responsabilidades y debe tener unos protocolos. Las pymes no están para regular los asuntos aduaneros, sino para comprar, vender y fabricar. El 90,1% de las empresas del mundo utilizan agentes de aduanas para sus importaciones e importaciones, según un estudio del 2016 de la Organización Mundial de Aduanas. De repente le vas a pedir a las empresas que sepan de aduanas. Hasta grandes empresas como Nestlé tienen agentes de aduanas, y estamos para facilitar a las empresas esa labor de desconocimiento. Ya hemos movido nuestra maquinaria enviando una serie de escritos a la Comisión Europea para que esta normativa se modifique”, concluye Antonio Llobet.