La Alianza Europea de Corredores pide un plan a medio plazo que agilice la conectividad transfronteriza

La Alianza Europea para el Desarrollo de Corredores Ferroviarios y Redes Transeuropeas de Transporte para la Vertebración de la Península Ibérica nace como una iniciativa de la sociedad civil de Aragón y La Rioja, aunque luego expandió su radio de influencia para acoger a empresas, instituciones y organizaciones a nivel nacional e internacional

“Llevamos prácticamente 20 años sin aumentar la cuota de transporte de mercancías por ferrocarril en España, y la política ha sido viajeros, viajeros y viajeros”, lamenta Salvador Galve, presidente de Alianza Europea para el Desarrollo de Corredores Ferroviarios y Redes Transeuropeas de Transporte para la Vertebración de la Península Ibérica. 

La situación del transporte ferroviario de mercancías en España es insuficiente. Lo refleja un informe de la Alianza Europea para el Desarrollo de los Corredores, que recoge los datos del 2020 del Observatorio del Transporte y la Logística en España, en los que se registra una cuota del 4% para el modo ferroviario en España, muy lejos de la media europea, que se sitúa en el 16%. 

Fundamentalmente, y siguiendo los registros del observatorio, la mercancía en España se mueve a través de la carretera, cuya cuota modal alcanza el 93%. Con las vistas puestas en descarbonizar el transporte para frenar el calentamiento global, el sector se ha arremangado para buscar la mejor manera de alinearse con los objetivos globales para descarbonizarse. Y fomentar el modo ferroviario es uno de los mecanismos que se ha puesto sobre la mesa. Y para ello, Salvador Galve detalla que las empresas buscan “abaratar costes y que el transporte y la logística sean competitivos y sostenibles, y subir las mercancías al tren”.

Salvador Galve, presidente de la Alianza Europea para el Desarrollo de Corredores Ferroviarios y Redes Transeuropeas de Transporte para la Vertebracion de la Peninsula Iberica
Salvador Galve, presidente de la Alianza Europea para el Desarrollo de Corredores Ferroviarios y Redes Transeuropeas de Transporte para la Vertebración de la Península Ibérica

S. Galve: “Las empresas buscan abaratar costes, que el transporte y la logística sean competitivos y sostenibles, y subir las mercancías al tren”

Igualmente, el secretario de la Junta Directiva de la Alianza Europea de Corredores, José Víctor Esteban, subraya la apuesta de la organización por la intermodalidad. “No es un problema de competencia entre modos, sino de colaboración para poder dar respuesta a una demanda de transporte que va a crecer”, incide, y se fija en casos como Catalunya: “El año pasado, Catalunya superó los 100.000 millones de euros de exportaciones sobre una economía que está en torno a los 220.000 millones; hay que ir adaptando las infraestructuras y los servicios para asumir ese crecimiento, y es imprescindible crear una red de transporte ferroviario en condiciones”. 

Jose Victor Esteban, secretario de la Junta Directiva de la Alianza Europea para el Desarrollo de Corredores Ferroviarios y Redes Transeuropeas de Transporte para la Vertebracion de la Peninsula Iberica
José Víctor Esteban, secretario de la Junta Directiva de la Alianza Europea para el Desarrollo de Corredores Ferroviarios y Redes Transeuropeas de Transporte para la Vertebración de la Península Ibérica

J. V. Esteban: “No es un problema de competencia entre modos, sino de colaboración para poder dar respuesta a una demanda de transporte que va a crecer”

Una alianza para fomentar los Corredores ferroviarios

El sistema ferroviario es “un sistema complejo y con muchísimo desconocimiento”, explica Salvador Galve, y subraya la necesidad de “impulsar planificaciones a medio plazo para superar los periodos de cuatro años que ocupan las legislaturas”. Específicamente, se fija en los objetivos que marca el Ministerio de Transportes, que marca el 2030 como límite para ampliar al 10% la cuota ferroviaria para el transporte de mercancías. “Al paso que vamos, lo veo muy difícil”, evidencia Galve. 

Sin embargo, Salvador Galve invita a fijarse en la ubicación estratégica de la Península Ibérica: “España debe ser una gran plataforma logística internacional y el centro internacional de transporte para Europa, con su conexión vía África, vía Mediterráneo y vía Atlántico; es una oportunidad que tenemos y entendemos que alguien tiene que estar con esa vela encendida para hacerlo”. Es una de las razones de ser de la Alianza Europea, que nació de la sociedad civil de Aragón y La Rioja, para luego dar el salto y fomentar la conectividad de los Corredores que vertebran toda la Península Ibérica y ofrecen conectividad con el resto de Europa. 

S. Galve: “España debe ser una gran plataforma logística internacional y el centro internacional de transporte para Europa, con su conexión vía África, vía Mediterráneo y vía Atlántico; es una oportunidad que tenemos y entendemos que alguien tiene que estar con esa vela encendida para hacerlo”

Una conectividad que, según José Víctor Esteban, es insuficiente, porque España se une con Europa a través de solamente dos pasos: a través del País Vasco, y a través de La Jonquera (Catalunya). “Lo que nosotros pretendíamos era explorar otras posibilidades y ver si había que abrir un tercero, un cuarto o un quinto paso, incluso a través del Pirineo, para desahogar los Corredores Mediterráneo y Atlántico”, menciona Esteban. Por su parte, Salvador Galve detalla que esta conectividad a través del Pirineo sería fundamental: “Si en un futuro necesitamos llegar al tráfico de mercancías europeo, no queda más remedio que abrir otra vía, pero hay que planificarlo, elaborar proyectos y avanzar”. 

Salvador Galve señala que los instrumentos que dispone la Alianza Europea para el Desarrollo de los Corredores pasan por “participar en cada vez más foros, en clusters de logística y transportes de toda España y, sobre todo, tener una visión profesional de la realidad de las mercancías; somos un grupo de trabajo, de apoyo y de presión”, incide. 

Para terminar de desplegar el sistema ferroviario en España, Galve esclarece que el primer paso es “entender que los viajeros y las mercancías no son compatibles”. Con esto, José Víctor Esteban amplía que en puntos como Valencia o Barcelona “los tráficos de mercancías coinciden con los sistemas de Cercanías, y cuando entra en colisión, las mercancías siempre pierden”. 

A este problema se le suma el de la interoperabilidad: “La pretensión es que la Unión Europea llegue a tener una red ferroviaria completa e interoperable, y a día de hoy no lo es, porque tenemos anchos de vía diferentes con Europa, sistemas de señalización diferentes, redes eléctricas diferentes, la formación de los conductores es diferente; todo eso impide que haya una red de transporte ferroviario en Europa, y la Alianza persigue impulsar una red europea homogénea e interoperable”, destaca José Víctor Esteban. 

J. V. Esteban: “La pretensión es que la Unión Europea llegue a tener una red ferroviaria completa e interoperable, y a día de hoy no lo es”

En su apuesta por impulsar el desarrollo de los Corredores, Esteban menciona la urgencia de fomentar algunos como el Mediterráneo, el Atlántico y el Central, y también redes como la de Lisboa-Madrid-Valencia, Sagunto-Teruel-Zaragoza, Madrid-Valencia o Zaragoza-Bilbao. “El Corredor Mediterráneo es imprescindible que se desarrolle y se acabe cuanto antes y que se resuelvan algunas de las indefiniciones que hay, que son muy importantes y que son las que lo están retrasando”, destaca Esteban, que incide en la importancia de desarrollar todos ellos para enfatizar en la idea de crear una red ferroviaria consistente y que nos conecte con el resto de Europa de forma eficiente. 

Salvador Galve concluye resumiendo que “es necesario crear una red europea interoperable y eficiente”, pero avisa: “o se planifica ya, o no llegamos a los objetivos del 2030, y ya no te hablo del 2050”. En este sentido, señala lo que se debería emprender: “Lo que hace falta es planificar y empezar a impulsar proyectos poco a poco, que no es difícil, e irlos ejecutando”.