Los agricultores cortan La Jonquera y retoman el pulso a la UE antes de las elecciones

El paso fronterizo entre España y Francia ha vuelto a ser escenario de cortes por parte de los agricultores, que prevén mantener la presión en el eje viario durante 24 horas. El sector rural vuelve a protagonizar varias tractoradas en diversos puntos estratégicos tras las movilizaciones que comenzaron el pasado mes de febrero, centralizando ahora el grueso de los cortes en la AP7 por el lado español (La Jonquera) y la A9 por el lado francés (Le Boulou). 

No obstante, permanecen igualmente cerradas las calzadas de la C-38 a la altura de Molló (Girona); la N-141 y la N-230 a la altura de Bossòst (Lleida); la N-145 a la altura de la Seu d’Urgell-Valls de Valira (Lleida), y la N-152 a la altura de Puigcerdà (Girona). Por su parte, la circulación también se ha visto afectada en la A63 entre el peaje de Biarritz-La Négresse y el de Biriatou, y también en la provincia de Huesca en la N-330 (Somport) y la A-136 (Portalet).

Las protestas se producen una semana antes de las elecciones al Parlamento Europeo, motivo por el cual varios de los sindicatos mayoritarios del sector han decidido no secundar los cortes. En este sentido, las tractoradas de este lunes han sido convocadas en Catalunya por Revolta Pagesa, que secunda las reclamas del sector para una mayor seguridad alimentaria a los productos importados, menos burocracia y menos presión fiscal. 

Los transportistas han recordado el “agravio evidente” que suponen los cortes para los cargadores. “Subrayamos que no poder circular libremente por la carretera perjudica de forma clara y directa a nuestro sector, porque los transportistas, precisamente, necesitamos las carreteras para poder trabajar”, expresa la Confederación Empresarial de Transportes por Carretera de Catalunya (CETCAT) y la Coordinadora de Organizaciones de Transportistas (COT).