El CPE de Valencia renueva su sistema integrado de gestión

El Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV) ha superado las auditorías de mantenimiento de las certificaciones ISO 45001 (que acredita un sistema eficaz de seguridad y salud en el trabajo) e ISO 14001 (que confirma una buena gestión ambiental) y ha renovado la certificación completa de la ISO 9001 (relativa a la calidad).

De este modo, el CPEV avala un año más su sistema integrado de gestión que le proporciona estándares y herramientas para la mejora continua de la empresa en todos estos ámbitos.

Por un lado, la norma ISO 45001 especifica los requisitos para establecer en las organizaciones un sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo y combina principalmente dos áreas fundamentales como son: la protección de la salud de los trabajadores y la gestión de la seguridad de los empleados en el puesto de trabajo. Así, si una empresa se certifica en la norma ISO 45001 demuestra que ha implantado un sistema de trabajo saludable y seguro para los trabajadores.

Un sistema eficaz de gestión de seguridad y salud en el trabajo proporciona beneficios a la organización que lo implementa, haciéndola capaz de cumplir con los requisitos legales y mejorando la moral de los empleados al hacer que el lugar de trabajo sea un entorno seguro y saludable.

Por otra parte, el Centro Portuario de Empleo de Valencia tiene acreditada su buena gestión ambiental a través de la certificación ISO 14001, una norma internacional desarrollada por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), que proporciona pautas y herramientas a las empresas que les permitan una mejora continua en el cuidado del medio ambiente y la prevención de impactos tanto dentro como fuera de sus operaciones.

Con esta acreditación, el CPEV pone de manifiesto su compromiso con la preservación del medio ambiente y su apuesta por la reducción de costes energéticos al implantar un uso eficiente de los recursos disminuyendo gastos de luz, agua, combustibles, etc.

La implantación de un sistema de gestión ambiental según la norma ISO 14001 otorga toda una serie de beneficios a la organización tales como la reducción de accidentes medioambientales o el incremento de la motivación de los empleados, al ver que pertenecen a una organización comprometida con el medio ambiente.

Por último, obtener la obtención de la ISO 9001 implica la implantación de un Sistema de Gestión de la Calidad, que le permite mejorar continuamente sus procesos internos y reforzar la habilidad de la organización para alcanzar sus objetivos estratégicos.