Kalypso, primera naviera víctima de la guerra en el Mar Rojo

La naviera italiana, Kalypso Compagnia di Navigazione (KCN), fundada en 2021, se ha declarado en liquidación, víctima del conflicto del Mar Rojo.

Kalypso es la filial naviera de la naviera italiana Rif Line, que operaba rutas comerciales entre Asia y Europa, a partir de la crisis de la cadena de suministro derivada de la pandemia del Covid-19.

Crisis en el Mar Rojo

KCN operaba también en nuestro país, en el puerto de Valencia y con la representación del Grupo Romeu, a través de una flota de cuatro buques de contenedores de 2.518 teus nominales, fletados al armador chino Zhonggu Shipping.

Así, Kalypso tocaba 10 puertos en cada viaje de ida: Taicang, Ningbo, Bahía de Dachan, Chattogram, Ashdod, Taranto, Salerno, Gaeta, La Spezia y Valencia.

En sentido contrario, y partiendo del puerto de Valencia, tocaba los mismos enclaves portuarios. Además, KCN operaba un servicio de short sea shipping entre los puertos de Salerno, en Italia, con los puertos turcos de Izmir y Estambul.

La escala en el puerto de Ashdod, Israel, del servicio Marco Polo ha sido el desencadenante del cierre de la línea. El propietario de los buques se niega a las escalas en el puerto de Ashdod y el riego de atravesar el Canal de Suez y el estrecho de Bab-al-Mandeb, ha decidido paralizar las navegaciones.

Así, el buque Zhong Gu Xiong An ha quedado arrestado en el puerto de Taranto, mientras que los buques Zhong Gu Lin Ji y Zhong Gu Jing Kou se encuentran frente a las costas de China, cargados y a la espera de instrucciones. Finalmente, el Zhong Gu Peng Lai está fondeado frente a Hong Kong.

La interrupción del servicio se ha visto forzada por el impago de varios gastos, comenzando por unos dos millones de euros en combustible, paralizando totalmente la navegación y forzando la liquidación de la empresa.

El representante de la compañía, Ignazio Messina, busca ahora la forma de recuperar al menos una parte del tráfico, así como para hacerse cargo de los contendores vacíos de Kalypso.