La Calçotada del CTM clama por atraer talento joven al sector

Más de 200 profesionales se congregaron en un ambiente de celebración en el que se situaron los desafíos para la comunidad logístico-portuaria

La 16ª edición de la Calçotada del Club del Transitario Marítimo (CTM), que se celebró el viernes 15 de marzo en el restaurante Masia Can Ametller de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), volvió un año más para cumplir con la esencia de reunir a la comunidad logística y portuaria en un evento con una clara vocación de fraternidad entre compañeros del sector. Lejos de la rutina del día a día, más de 200 profesionales acudieron a una Calçotada que marca un cambio de ciclo para el CTM, que afronta este año unas elecciones para renovar su junta.

En esta línea, el presidente del CTM, Jaume Altisent subrayó esta fiesta como “la más agradable, entrañable y distendida del sector”, que en esta edición contó con récord de sponsors. Asimismo, agradeció el “apoyo y afecto” que ha recibido en todos estos años, y deseó “lo mejor” a la nueva junta, que se elegirá a partir de las próximas elecciones del 13 de junio.

Intervención del presidente del CTM, Jaume Altisent, junto al presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó

Paz, atraer talento joven y un brindis por una figura histórica del sector

Como es habitual, Altisent mencionó en su discurso los temas más candentes del sector, como es la coyuntura geopolítica: “Clamo por la paz, imploro que se acaben las guerras”, pidió. Del mismo modo, propuso a los presentes la celebración de una jornada para mostrarse y atraer talento joven: “Nuestro sector tiene muchas virtudes, he estado más de 45 años y me lo he pasado bien; debemos atraer talento joven de alguna forma y explicar las virtudes y lo bonito de nuestro trabajo”.

Profesionales asistentes a la 16ª Calçotada del CTM

Por otro lado, este año la comunidad portuaria barcelonesa ha despedido a Juan Cardona Delclós, quien fundó en 1965 el Grupo Editorial Men-Car. En su discurso, Jaume Altisent recordó la figura de Cardona e invitó a los presentes a brindar en su memoria.

Por su parte, el presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó, ubicó la Calçotada como “un espacio relevante para compartir”, y que “alrededor de una mesa, somos capaces de resolver cuestiones y llegar a aproximaciones en un ambiente distendido”. “Es bueno que practiquemos todos juntos esta sana costumbre mediterránea de encontrarnos y celebrar; ello nos distingue de otras culturas y nos hace singulares”, puntualizó Salvadó, definiendo la esencia de la Calçotada.

En un año en el que la comunidad portuaria de Barcelona alojará una de las competiciones deportivas más esperada a nivel internacional, Salvadó llamó a aprovechar la Copa América para “invitar a clientes, colaboradores y trabajadores, para convivir y participar en un evento tan importante y singular”. Salvadó finalizó agradeciendo a los presentes su capacidad de adaptarse a las circunstancias “complejas” que afronta la comunidad logística internacional.

Así pues, la Calçotada del CTM cumplió con su objetivo de ser el pistoletazo de salida a los acontecimientos más relevantes del sector, reunir a toda la comunidad logística y portuaria, y afrontar con optimismo y un ambiente distendido los desafíos compartidos entre todos los profesionales que acudieron a la cita.

La 16ª Calçotada citó a más de 200 profesionales y contó con récord de asistencia y sponsors

IMÁGENES DE LA CALÇOTADA DEL CTM 2024