Curso de oficial de protección portuaria de la Asociación de Empresas Estibadoras de Barcelona

La Asociación de Empresas Estibadoras Portuarias de Barcelona prosigue con sus reconocidos cursos de formación de oficial de protección de instalación portuaria (OPIP), homologados por el Ministerio de Transportes, a través de Puertos del Estado. 

Del 22 al 24 de noviembre, la Asociación de Empresas Estibadoras impartió en su sede la edición número quince del curso de oficial de protección, que también incluyó a OPIP’s que realizaron la actualización de sus conocimientos que debe realizarse cada cinco años. Los participantes pertenecían a empresas de la comunidad portuaria de Barcelona.

Clase del curso oficial de protección portuaria
Emilio Vallejo, oficial de Protección Portuaria del puerto de Barcelona, impartiendo una de las clases del curso

Los formadores de este curso son profesionales expertos en la protección de las instalaciones portuarias. Entre ellos destaca la presencia de Emilio Vallejo, oficial de Protección Portuaria del puerto de Barcelona, que además de otros aspectos relacionados con la seguridad explicó el Código ISPS (International Ship and Port Facility Security), y la legislación y normativa sobre puertos. Asimismo, intervinieron, entre otros, Santiago Montenegro, oficial de Protección Portuaria del puerto de Barcelona; Bernat Baró, director de Seguridad Corporativa del puerto de Barcelona: Josep Ollés director de Operaciones de BEST; Carlos Daniel Gavilanes, jefe de Vigilancia Aduanera de la Aduana de Barcelona; Jaime Molina, intendente jefe de la Policía Portuaria de Barcelona, y Enrique Cortada, jefe de la Torre de Control Portuaria.

Destacar también que la Asociación de Empresas Estibadoras Portuarias de Barcelona, presidida por Javier Vidal,  imparte cursos de manipulación de mercancías peligrosas para operadores de muelle y terminal, y de capacitación para la manipulación de mercancías peligrosas para los componentes de organizaciones portuarias. A través de estos dos cursos, la asociación ha superado la cifra de más de 1.000 profesionales del sector marítimo-portuario que han sido formados en materia de mercancías peligrosas.