Damià Calvet apuesta por la cultura marítima y portuaria

El Propeller Club de Barcelona ha organizado este martes su primer almuerzo-coloquio después de las merecidas vacaciones, con una interesante charla del presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet, que ha destacado la importancia de la innovación y de la sostenibilidad en una infraestructura como la que lidera.

El presidente del puerto de Barcelona ha reclamado la necesidad de apostar por la “cultura marítima y portuaria”, con unas cifras claras que representan al sector como son 500 empresas, 35.000 empleados o 65.000 millones de euros de valor de las mercancías. Ha reivindicado “actitud y carácter en un modelo que sea aún más eficiente”. Además, ha querido poner en valor la importancia de la logística y el camino a seguir: “Queremos ser el principal hub logístico del Mediterráneo, con un modelo de logística totalmente sostenible”.

Damià Calvet, presidente del puerto de Barcelona, ha sido el invitado del almuerzo-coloquio del Propeller Club de Barcelona

Damià Calvet ha desgranado a grandes rasgos el Plan Estratégico 2021-2025 del puerto de Barcelona, basado en la sostenibilidad social, medioambiental y económico. Ha instando de forma clara a pasar a la acción y alinearse con los objetivos que aparecen en el plan, que “llevará a la infraestructura catalana a convertirse en un smart logistic hub, consolidándola como un espacio multidisciplinar donde confluyen todos los medios de transporte, dotando al hub de sostenibilidad, multimodalidad, agilidad, resiliencia y transparencia”.

Los objetivos del IV Plan Estratégico del puerto de Barcelona son “incrementar el valor de la mercancía, reducir las emisiones y aumentar el número de trabajadores, generando prosperidad a nuestra comunidad, incrementando la competitividad de nuestros clientes mediante la provisión eficiente y sostenible de servicios logísticos y de transporte”, ha explicado Damià Calvet.

El Propeller Club de Barcelona inicia “nuevo curso” después de las merecidas vacaciones

La infraestructura catalana ha fijado a nivel de sostenibilidad económica el objetivo de crecimiento del valor del comercio exterior que pasa por el puerto de Barcelona hasta los 70.000 millones de euros en el año 2025. Con respecto a la sostenibilidad medioambiental, la intención es tener el 50% de los muelles de contenedores y ro-ro electrificados y disponer de una red provisional y conexiones OPS consolidadas o con proyectos de electrificación de muelles en marcha. Y en cuanto a la sostenibilidad social, se quiere incrementar el capital humano hasta las 40.000 personas trabajando diaria o regularmente en el puerto.

Anterior artículoMercè Conesa continuará en el sector público como directora de INCASÒL
Siguiente artículoEl ferrocarril de mercancías, clave en la cadena de valor de las empresas