El nuevo muelle AZ-0 del puerto de Bilbao ya tiene pretendientes

La demanda de espacio en el puerto de Bilbao por parte de los operadores es mayor que la capacidad de crearla que tiene la propia institución y a cada nuevo metro cuadrado de muelle le surgen pretendientes para instalarse en un terreno cercano al mar y alejado de los núcleos urbanos.

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha finalizado las obras de ampliación del muelle AZ1, que ahora se denomina AZ-0, en las que ha invertido más de 27 millones de euros para lograr una superficie de 50.000 metros cuadrados con una línea de muelle de 251 metros.

Son varias las empresas que han mostrado su interés por esta nueva superficie, pero la primera en cristalizar sus intenciones ha sido Agaleus Circular Thinking, S.L. quien ha solicitado una concesión para la ocupación de una superficie de 17.500 metros cuadrados, según se ha publicado en el BOE del 30 de abril.

La empresa quiere destinar esos metros a la implantación de una planta de gestión y valorización de residuos y plataforma de servicios comerciales, medioambientales, logísticos y otras actividades complementarias.

El nuevo AZ-0 tiene 50.000 metros cuadrados de superficie y y 251 metros de línea de atraque
El nuevo AZ-0 tiene 50.000 metros cuadrados de superficie y y 251 metros de línea de atraque

A pesar de que el puerto de Bilbao se está convirtiendo en un polo medioambiental y que son varias las compañías de reciclaje que se apuntan a las instalaciones portuarias, no está claro que aporten tráficos marítimos de importancia.

Y la construcción del AZ-0 se planificó como una oportunidad para desarrollar tráficos comerciales que ayudaran a descongestionar otros muelles de la infraestructura portuaria.

Gestión y valorización de residuos

Según informan fuentes del registro público, Agaleus Circular Thinking es filial de Agaleus Medio Ambiente y Energía, empresa que también es la matriz de la firma Sociedad Anónima para la Descontaminación y Eliminación de Residuos (Sader) y de Producción de Fertilizantes S.A. (Profersa).

Ambas empresas están situadas en el casco urbano de Bilbao, en el barrio de Zorroza, y su actividad genera problemas vecinales. En concreto, Sader tiene previsto abandonar su actual ubicación en el 2028, pero ahora podría ser la oportunidad de adelantar este traslado a la zona portuaria, un asentamiento que genera menos rechazo vecinal.

Agaleus dispone de una división de valoración de residuos y otra de tratamiento físico – químico de los mismos. También realiza limpiezas industriales, de servicios medioambientales y, finalmente, de servicios de logística y transporte de residuos mediante una flota de 20 vehículos para el transporte de cada tipo de residuo: líquidos, sólidos, pastosos o pulverulentos, autorizados para el transporte de productos peligrosos (ADR) como no peligrosos.

Nuevo muelle

Para la ejecución del nuevo AZ-0 se han utilizado 4.000 bloques de hormigón siderúrgico de alta densidad de 10 toneladas en lugar de los inicialmente previstos de 15 toneladas, por la valorización y reutilizado como áridos gruesos del hormigón de los residuos procedentes de acerías de horno eléctrico, conocidos como escorias negras.

La utilización de ese material en la construcción de los bloques supone que estas no se terminarán en un vertedero y se ahorran así unas 20.000 toneladas extracción de material de canteras.

Este hormigón siderúrgico de alta densidad ha implicado la disminución del consumo de hormigón en unos 3.000 metros cúbicos, con el consiguiente ahorro en el consumo de recursos naturales y materias primas y una reducción de la huella de carbono aproximadamente un 17% menor que la inicialmente contemplada.

La construcción de la ampliación del muelle se ha realizado mediante la construcción de cinco cajones de hormigón armado de 50 metros de largo, 17 metros de ancho y 24 metros de altura, que se han rellenado con 750.000 metros cúbicos de arena extraída del fondo del mar.