Desconvocada la huelga de la estiba del puerto de Bilbao

La paz vuelve –al menos de momento- al puerto de Bilbao. Tras la intervención del Ministerio de Trabajo y Economía Social, con la planificación de una “hoja de ruta para una solución negociada”, el conflicto entra en vías de solución.

Si el jueves la patronal Bilboestiba aceptó sentarse de nuevo a negociar con los sindicatos, el viernes han sido éstos los que han dado un paso adelante al dejar de ejercer su derecho a la huelga a partir de las 8 de la mañana del sábado 5 de diciembre.

Se trata de un gesto de “buena fe” y una “apuesta por el diálogo” que han venido manteniendo a lo largo del inicio del conflicto, allá por el mes de agosto. Recordar que tras una primera convocatoria de paros, los trabajadores dejaron sin efecto la huelga en pos de una negociación que acercase las posturas. A los paros, iniciados en pasado 9 de octubre, aún les quedaba recorrido hasta el 9 de diciembre. Finaliza ahora una huelga que, con distintas variantes, ha tenido en vilo al puerto y sus agentes durante 58 días.

En la parte patronal, las empresas que componen Bilboestiba se habían mantenido firmes en no entrar en negociaciones relativas a las actividades complementarias y, también, sobre el transporte horizontal. Sin abandonar estas premisas, las empresas se avienen a tener un mínimo de dos reuniones con la parte sindical antes del 21 de diciembre. Al día siguiente, ambas partes se verán las caras en una reunión tripartita en el Ministerio, cabe suponer que con la promotora de la iniciativa, la directora general de Trabajo, Verónica Martínez.

El puerto de Bilbao ha perdido el 70% de sus mercancías durante los 58 días de huelga

Compromiso duradero

Todas las partes en conflicto desean alcanzar un compromiso “duradero” que dé estabilidad al marco laboral de la estiba en el enclave bilbaíno. Para ello, todos deberán rebajar alguna de sus posiciones. La patronal ya cedió en lo relativo al desmantelamiento de Bilboestiba pero no se plantea cruzar las “líneas rojas” de la legalidad vigente en lo referido a los hechos ya sentenciados por el Tribunal de Luxemburgo (TJUE) ni a los pronunciamientos del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

La parte social planteó varios puntos a satisfacer por parte de las empresas y ahora podrían llegar a conseguir algunos de ellos sin tener que recurrir al arbitraje obligatorio.

¿Qué reclaman los sindicatos?:

  • Retirada del proceso de disolución del Centro Portuario de Empleo (Bilboestiba CPE), condición ya aceptada por las empresas.
  • Incremento en la plantilla fija.
  • Conversión de contratos temporales en indefinidos.
  • Cumplimiento de los turnos de descanso, respetando el límite máximo de jornada anual y turnos de trabajo.
  • Mejora en las condiciones de la maquinaria y las instalaciones de las empresas.
  • Negociación de un nuevo convenio colectivo.

¿Qué ofrecen las empresas?:

  • Realización de 250 turnos anuales obligatorios, respetando siempre las horas anuales máximas de trabajo que marca el convenio, con el objetivo de aumentar el promedio actual de 30 horas semanales de trabajo efectivo por empleado.
  • Regulación del descanso semanal para garantizar el servicio y un mínimo de dos días de descanso cada siete días.
  • Reducción del salario del Grupo 1.
  • Plan contra el absentismo por la vía de la unificación de pluses.


El laudo es una solución que no contenta ni a los trabajadores ni la los Ministerios de Trabajo y Economía Social, por un lado, y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, por otro, pero que ha sido solicitado en repetidas ocasiones por las empresas, la Autoridad Portuaria y el propio Gobierno Vasco.

A partir de ahora…

La “hoja de ruta para una solución negociada” ahora iniciada contempla un mínimo de dos reuniones entre la parte social y la parte empresarial hasta el día 21 de diciembre y una reunión tripartita conjunta en el Ministerio de Trabajo y Economía Social el 22 de diciembre para evaluar el resultado de las negociaciones.

En caso de ser necesario, entre el 23 de diciembre de 2020 y el 12 de enero de 2021 se daría un segundo periodo de negociación bipartita, recomendando de nuevo la celebración de un mínimo de dos reuniones entre la parte social y la parte empresarial. Finalmente, el 13 de enero se daría un último paso con una reunión tripartita definitiva en sede ministerial.

Anterior artículoEl puerto de Tarragona opera por primera vez un buque propulsado con GNL
Siguiente artículoManuel Guerra, nombrado socio de honor de RETE