Las deslocalizaciones, la automatización y el trabajo a distancia marcarán el futuro del sector logístico europeo

Los usuarios de almacenes logísticos están dando prioridad al acortamiento de las cadenas de suministro para mitigar los riesgos para sus negocios, y es probable que esta tendencia determine la futura demanda de espacio para almacenes en Europa durante los próximos tres años, según predicen Savills Aguirre Newman y Tritax EuroBox plc, uno de los principales inversores en el sector inmobiliario europeo. 

En este sentido, el 68% de los participantes en el European Real Estate Logistics Census, realizado por ambas firmas, aseguran estar interesados en deslocalizar sus operaciones para mitigar las interrupciones de la cadena de suministro causadas por la pandemia, los retrasos en los envíos, la escasez de mano de obra y el aumento de los precios del combustible.  

Reducir la cantidad de suministros de origen internacional también forma parte de la estrategia del 18% de los usuarios que participaron en esta encuesta que detalla la percepción del sector logístico por parte de inquilinos, promotores, inversores y asesores especializados. Del mismo modo, el 54% de los participantes espera que las empresas almacenen más existencias para atender mejor los pedidos en línea.

El 68% de los encuestados en el European Real Estate Logistics Census afirman estar interesados en deslocalizar sus operaciones para paliar las interrupciones de la cadena de suministro causadas por la pandemia.

Estas tendencias se enmarcan en un contexto de aumento significativo de la demanda de almacenes logísticos, que seguirá creciendo en los próximos meses, impulsada en parte por el aumento de las tasas de teletrabajo en Europa, que está generando una demanda adicional para el comercio online.

Prácticamente todos los usuarios encuestados (95%) esperan necesitar más espacio de almacenamiento -o mantener el existente- en los próximos tres años. Según los resultados del estudio, los operadores logísticos (3PL) serán los usuarios con mayor expansión. De ellos, el 58% prevé un aumento del espacio contratado, seguidos por los minoristas (46%) y los fabricantes (41%).

Para los encuestados, las principales regiones de expansión son Francia (44%), Alemania (43%), España (39%), Italia (26%) y Portugal (24%). Sin embargo, debido a las presiones comerciales y laborales, sólo el 22% de los participantes se plantea la expansión en el Reino Unido, que es el sexto mercado de esta lista.

European-Real-Estate-Logistics-Census-Savills-Aguirre-Newman
Francia, Alemania y España, principales regiones de expansión inmologística

Según Savills, desde el inicio de la pandemia de Covid-19, la demanda de espacio de almacenamiento ha aumentado drásticamente, mientras que la disponibilidad ha seguido disminuyendo. A su vez, el buen comportamiento del mercado ocupacional ha provocado un mayor interés de los mercados de capitales por el sector, que ha alcanzado volúmenes de inversión anuales de hasta 35.000 millones de euros, con “yields prime” inferiores al 3% en muchos de los principales mercados.

Francia, Alemania y España siguen siendo los mercados más populares para que los ocupantes aumenten su presencia debido al crecimiento de las ventas online

La consultora inmobiliaria señala que existe una escasa oferta de almacenes en toda Europa, siendo Francia, Alemania y España los mercados más populares para que los ocupantes aumenten su presencia debido al crecimiento de las ventas online, por lo que se prevé que los alquileres en estos mercados aumenten en los próximos 3-5 años.

Para el 66% de los promotores encuestados, la automatización de los almacenes destaca como el factor que tendrá el mayor impacto en las cadenas de suministro durante los próximos 12 meses.

El aumento de los precios del suelo y de los costes de entrada sigue siendo un reto para los promotores, ya que más de la mitad de ellos (57%) prevé que tanto los costes del suelo como los de la construcción crecerán a un ritmo superior al 5% anual durante los próximos cinco años.

Por último, el informe también constata una disparidad en los enfoques de los criterios ESG de inversión socialmente responsable. Así, el 71% de los inversores y gestores de activos ya han incorporado estos criterios en sus procesos de inversión, y el 28% está considerando incorporarlos o adoptarlos en los próximos tres años. Sin embargo, la sostenibilidad aparece como una prioridad relativamente menor entre los usuarios en comparación con los inversores debido a la magnitud de la escasez de oferta.