Diputación y Cámara de Gipuzkoa apuestan por la internacionalización

La Diputación Foral y la Cámara de Gipuzkoa han firmado el convenio de colaboración para impulsar actuaciones dirigidas a fomentar la internacionalización de las empresas del territorio, que estará vigente hasta el 30 de septiembre del año 2021, y a través del cual la institución foral apoyará a la Cámara con 456.000 euros. El diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Imanol Lasa, y el presidente de la Cámara, Pedro Esnaola han rubricado un acuerdo anual que se enmarca en la colaboración que mantienen ambos agentes, pero que se ha reformulado para responder a las necesidades ocasionadas por la Covid-19, manteniendo el objetivo compartido de aumentar el nivel de internacionalización del tejido económico del territorio, apoyando su fortalecimiento, competitividad y consolidación, a fin de asegurar la continuidad y calidad del empleo.

465.500 euros, que incorpora dos nuevas líneas de trabajo

La pandemia ha provocado en las empresas de Gipuzkoa una brusca caída de la actividad y el distanciamiento o pérdida de clientes internacionales, y una notable aceleración en los cambios derivados de la globalización y en el papel que están jugando en ella los nuevos países industrializados dentro de la economía mundial. Por ello, Diputación y Cámara han coincidido en la necesidad de combinar la respuesta a las necesidades a corto plazo, con el desarrollo futuro de un entorno socio económico más competitivo, contribuyendo a que las empresas de Gipuzkoa, especialmente las pymes, refuercen su competitividad y sostenibilidad y estén mejor preparadas para encarar la recuperación. “Sólo así podremos mantener de forma redefinida y competitiva la actividad y empleo existentes y generar nueva actividad económica y empleo de calidad. Entre otros aspectos, es fundamental fortalecer la incorporación de tecnología y valor añadido en nuestras empresas y reforzar su carácter internacional”, han explicado.

Así, el convenio incorpora dos nuevas líneas de trabajo: “Gipuzkoa Zabaltzen”, e “Industrial excellence”. El primer programa está dirigido a las pymes para que ante la compresión de los mercados internacionales como consecuencia del Covid-19, puedan diversificar y relanzar las exportaciones hacia otros mercados, especialmente fuera de la Unión Europea, analizando, entre otros, la idoneidad de los países destino en función del impacto de la pandemia y las perspectivas de recuperación. En este punto, cobra especial importancia el puerto de Pasaia desde donde se preparan para un segundo semestre de crecimiento gracias a sus inversiones realizadas y previstas.

 “Industrial excellence”, por su parte, es un programa piloto que impulsará la competitividad de las pymes industriales guipuzcoanas ante clientes referentes en su sector a nivel local e internacional, poniendo en marcha una certificación que acredite las habilidades y competencias demandadas por estas empresas, en aspectos organizativos, tecnológicos y comerciales.

Pedro Esnaola, presidente de la Cámara de Gipuzkoa

Asimismo, Diputación y Cámara mantendrán los programas conjuntos que ya venían desarrollando con anterioridad en el marco de su colaboración. Lagundex impulsará la participación de 25 pymes guipuzcoanas en licitaciones internacionales y en la presentación de ofertas internacionales, con el objetivo de mejorar el ratio de consecución de las mismas, así como la mejorar y actualización mediante una auditoría/revisión de los procesos que siguen las empresas en su operativa internacional –en este caso se prevé llegar a 20 compañías-.

Por último, se realizará una misión empresarial e institucional para por un lado, acompañar y apoyar a las empresas en su estrategia internacional y el acercamiento inicial a un mercado de interés, y por otro, conocer experiencias internacionales innovadoras en los sectores estratégicos para Gipuzkoa.

Imanol Lasa ha valorado positivamente el convenio, y ha enfatizado la necesidad de, “en un contexto complejo, seguir afianzando la internacionalización de nuestro tejido económico preparándonos para la recuperación. Necesitamos empresas abiertas al mundo, porque la economía va a seguir siendo global y conectada”.

Dentro de ese reto, ha considerado a la Cámara “un aliado indispensable” por “su experiencia y su cercanía hacia las empresas, por lo que, también en este caso, se ha realizado un esfuerzo para poder blindar económicamente esta colaboración pese al descenso de ingresos”.

Por su parte, Pedro Esnaola ha destacado que las circunstancias actuales ponen a la industria, y a las empresas en general, frente a una prioridad insoslayable, la necesidad de desarrollar una actividad comercial efectiva con las limitaciones a la movilidad que la crisis Covid-19 provoca. Estas restricciones son particularmente importantes en el ámbito de la internacionalización, y la clave estará en utilizar las posibilidades que la digitalización nos abre para cerrar contratos comerciales reduciendo al mínimo la necesidad de desplazamientos y contratos presenciales. El mercado global, al menos en el corto plazo, se convierte en un mercado asimétrico en donde hay y habrá países que se cierran y países que se abren. Cobrará especial importancia las labores de vigilancia para detectar a tiempo las oportunidades de negocio ahí donde surjan. En esta situación el esfuerzo realizado por Diputación para apuntalar la acción comercial de las empresas en el exterior es particularmente oportuno. La necesidad incrementar las cartera de pedidos es un factor crítico para la superación de la crisis no solo para la industria guipuzcoana, también para toda la industria a escala global, que van a centrar sus esfuerzos en la venta de sus producto.

Anterior artículoConcluye la renovación de la Lonja del puerto de Tarifa
Siguiente artículoBaleària facilita la tarjeta de embarque por WhatsApp