El puerto de Tarragona recibe la cesión de los documentos históricos del Club Nàutic

El Arxiu del puerto de Tarragona recibió la cesión de los documentos históricos del Club Nàutic de Tarragona.

Así lo oficializaron este viernes el presidente del puerto, Saül Garreta, y la presidenta del Club Nàutic, Andrea Mazzanti, que firmaron el acuerdo de cesión de la documentación histórica de la entidad deportiva a el Arxiu del puerto.

La documentación histórica recogida en 24 cajas contiene acuerdos de la junta del Club Nàutic de Tarragona desde 1930, estatutos y reglamentos del club desde 1920, facturas y recibos desde 1915 y el registro de las personas asociadas desde 1918 y, correspondencia desde 1915.

La cesión incluye documentos de las secciones de natación, remo, vela y motonáutica entre 1920 y 1990 con una considerable colección de carteles, catálogos publicitarios, programas deportivos y de fiestas desde 1922.

También se incluyen fotografías históricas de las instalaciones y de las actividades del club de los años 60 hasta los 90 y algunas publicaciones periódicas de los años 20.

Toda la documentación entregada será digitalizada para garantizar el acceso y preservación de la documentación original y posibilitar las consultas de las personas investigadoras y la sociedad en general

Una iniciativa con el objetivo de preservar parte de la historia de la ciudad

Esta no es la primera vez que el Club Nàutic de Tarragona confía en el puerto de Tarragona para depositar sus fondos documentales históricos en su Arxiu. El año 2010 ya se hizo una primera cesión de libros de actas de la entidad deportiva y documentación de la Escola de Marineria.

En este sentido, toda la documentación librada será digitalizada para garantizar el acceso y preservación de la documentación original y posibilitar las consultas de las personas investigadoras y la sociedad en general.

Además, las personas responsables del Arxiu y del puerto de Tarragona han manifestado su satisfacción en que, una entidad del entorno portuario y marítimo como el Club Nàutic de Tarragona, haya confiado en ellos como depositarios de su documentación histórica, reiterando el hecho constatado que los archivos públicos son los lugares más adecuados para garantizar la preservación y la difusión de la memoria.