La Policía Portuaria de Barcelona plantea la incorporación de drones a su sistema de seguridad

El responsable del Plano del puerto de Barcelona, Xavier Valls, ha anunciado este jueves en la jornada Innovation Days del SIL que la Policía Portuaria incorporará “este mes” los drones apoyados con tecnología 5G al sistema de seguridad portuario, para los que elaborará una prueba piloto antes de su implementación real.

Se trata de unos dispositivos que ya se presentaron durante el Mobile World Congress de Barcelona, donde se explicó que los drones podían nutrirse del 5G para mejorar en trazabilidad y eficiencia.

Drones para vigilar el puerto

Durante la presentación en el Mobile, se evidenció que los drones tenían la capacidad de transmitir imágenes en tiempo real, una cualidad que podría aprovechar la Policía Portuaria para sus labores de seguridad.

Ahora, según ha avanzado Xavier Valls a El Canal, “se elaborará una prueba piloto para incorporarlo dentro del sistema de seguridad, generar la necesidad y que luego se pueda incorporar de forma permanente”. No obstante, la incorporación sistemática todavía tendrá que esperar al visto bueno de la Policía Portuaria.

La intervención se ha enmarcado durante la jornada Innovation Days celebrada en el stand del puerto de Barcelona en el SIL
La intervención se ha enmarcado durante la jornada Innovation Days celebrada en el stand del puerto de Barcelona en el SIL

Xavier Valls ha enumerado las diferentes aplicaciones de los drones para dar apoyo al puerto de Barcelona. Son ejemplo de ello la evaluación de daños de su infraestructura: “El primer caso de uso fue tras el temporal Gloria del 2020”, ha especificado Valls.

También, la cartografía afinada de perímetros para concretar concesiones sobre el plano, o el cálculo de volúmenes, con aplicaciones en los espacios ubicados al Sur de la terminal BEST donde se hace acopio de tierras, permitiendo al dron hacer un cálculo volumétrico comparativo.

Asimismo, se está mirando la implementación de drones para calcular la polución de los buques, permitiendo ofrecer datos más precisos sobre el impacto que tienen en el medio ambiente, algo que “se está probando”.

Lo mismo pasa con los vertidos de materiales al mar, para los que los drones estarían preparados en la fase de detección y aviso, aunque todavía no se está aplicando en el puerto de Barcelona.

Igualmente, el puerto de Barcelona se podría servir de las capacidades funcionales de los drones para posicionar correctamente los buques. “En el muelle de la Energía, donde atracan los graneles líquidos, muchos buques han crecido y la torre de prácticos no pueden establecer si un mercante puede atracar; con los drones, se podría establecer el tamaño del buque y el espacio libre para facilitar la operativa”, ha explicado Valls.