La UB y Tecnoambiente constituyen la Cátedra de Economía Azul Sostenible

La Universitat de Barcelona (UB) y la consultoría ambiental Tecnoambiente han creado la Cátedra UB de Economía Azul Sostenible para fomentar la docencia y la investigación en este ámbito y proporcionar documentación para la actividad económica de este sector. El objetivo es potenciar el uso sostenible del espacio marino y costero y sus recursos naturales, partiendo de los principios de justicia social, economía azul y equidad oceánica. Dirigirá esta Cátedra Miquel Canals, catedrático de la Facultat de Ciències de la Terra, director del Departamento de Dinámica de la Tierra y del Océano y fundador del Grupo de Investigación Consolidado en Geociencias Marinas de la UB.  

La Cátedra se presentó este martes en un acto que tuvo o lugar en el Aula Magna del Edificio Histórico y en el que participaron la vicerrectora de Emprendeduría, Innovación y Transferencia, Mercè Segarra; el catedrático Miquel Canals; el decano de la Facultat de Ciències de la Terra, Albert Soler, y Albert Valcárcel, gerente de Tecnoambiente.

Evolucionar en un contexto de sostenibilidad

En este acto, Mercè Segarra recordó el valor de las cátedras como elementos que permiten proyectar el conocimiento en el conjunto de toda la sociedad. «La sostenibilidad, el decrecimiento y la forma de evolucionar en un contexto de sostenibilidad son temáticas de máxima actualidad», explicó. “Nos queda mucho trabajo por hacer, desde el ámbito de la investigación, para poder aprovechar los recursos naturales de manera más responsable. De los recursos de la economía azul no habla prácticamente nadie. Por eso, ahora es el momento de hacerlo”, afirmó Segarra.

Los océanos tienen un papel clave en la prosperidad y el desarrollo de la sociedad

Por su parte, Albert Soler recordó que «los océanos regulan el clima, proporcionan alimento y recursos, son fuente de biodiversidad y tienen un papel clave en la prosperidad y el desarrollo de la sociedad». «El contexto social actual de crisis ecológica, climática y energética -alertó- está acelerando el replanteamiento de las estrategias políticas y económicas a escala mundial y la necesidad de revisiones que nos lleven a formularnos una transformación hacia una sociedad mucho más sostenible”. En este sentido, el decano afirmó que esta nueva Cátedra es una oportunidad excelente de colaboración entre la Universitat de Barcelona y la sociedad: “Seguro, permitirá vehicular el conocimiento de la Universitat hacia la sociedad en cuestiones tan relevantes como la protección y la conservación de ecosistemas marinos y costeros”.

La economía azul abarca sectores emergentes

A su vez, Miquel Canals comentó que «la economía azul incluye todas las actividades que se llevan a cabo en el mar o que están relacionadas». Recordado que, desde una perspectiva global, abarca a “sectores establecidos, que son los que han contribuido tradicionalmente a la economía azul; sectores emergentes, para los que la disponibilidad de datos fiables es todavía incompleta, y sectores innovadores, que proporcionan nuevas oportunidades de inversión y tienen un potencial elevado para el desarrollo futuro de las comunidades costeras”. La Cátedra UB Tecnoambiente de Economía Azul Sostenible se crea en «este «ecosistema» tan altamente diversificado, con muchas interdependencias y una relevancia creciente», afirmó Canals.

La economía azul aporta el 1,5% del PIB de la Unión Europea

El concepto de economía azul busca promover el desarrollo económico sostenible, la inclusión social y la preservación o mejora de los medios de vida de la población, garantizando así la sostenibilidad ambiental de mares y océanos y de las áreas costeras. En Europa, los sectores tradicionales de la economía azul aportan el 1,5% del PIB de la Unión Europea y proporcionan 4,5 millones de puestos de trabajo directos (el 2,3% de los puestos de trabajo totales en esta área económica).

El acto de presentación de la Cátedra incluyó la jornada “Retos de la Economía Azul en Sostenibilidad”, que contó con varios participantes

La cátedra tiene como objetivo el progreso sostenible y acelerar la transición verde

Por su parte, Albert Valcárcel manifestó que, patrocinando esta Cátedra, Tecnoambiente avanza en su compromiso con el uso sostenible del espacio marino y costero y de sus recursos. “Tenemos la ambición de conocer mejor el medio marino, que hoy sigue siendo lo más cercano a otro mundo”, declaró Valcárcel. “El propósito de Tecnoambiente —continuó— es contribuir al progreso sostenible, acelerar la transición verde y dar soluciones a problemas ambientales globales. Además, el medio marino ha estado, desde siempre, en el corazón de nuestras actividades, un medio enorme y vital para la vida humana y para nuestro planeta”. «Es en la intersección de nuestro propósito y nuestra pasión que radica la propuesta y que nace esta Cátedra, que se enmarca en los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de Naciones Unidas”, añadió Valcárcel.

“El conocimiento al que me refiero —continuó Valcárcel— debe servir para gestionar y proteger mejor el espacio marino. También tenemos el objetivo de impulsar el crecimiento de los sectores participantes en la economía azul, pero desacoplando ese crecimiento de su impacto ambiental” “Así, confío en que, con la aportación de todos los que, de una u otra forma, participamos en la investigación, la formación y las sesiones de trabajo bajo el paraguas de esta Cátedra, estemos mucho más cerca de poder asegurar unos mares y océanos sanos para las futuras generaciones”, concluyó Valcárcel.

Los retos de la economía azul en sostenibilidad

El acto de presentación de la Cátedra UB Tecnoambiente de Economía Azul y Sostenible incluyó la jornada “Retos de la Economía Azul en Sostenibilidad”.  Participaron:  Anna Majó, directora de innovación de Barcelona Activa y responsable de economía azul del Ayuntamiento de Barcelona, ​​con la ponencia «Sostenibilidad y economía azul: una apuesta municipal»; Mariano Marzo, catedrático emérito de la UB especializado en recursos energéticos, con “Energía y sostenibilidad: la relevancia del océano”; Sergi Ametller, director de Eòlica Marina de Sener, con “Retos en sostenibilidad de la eólica marina en Catalunya”; Emma Cobos, directora de innovació del puerto de Barcelona, con “Retos en sostenibilidad: el compromiso del puerto de Barcelona”; Antoni Munné, jefe del Departamento de Control y Calidad de las Aguas de la Agència Catalana de l’Aigua, con “Retos e incertidumbres en la consecución del buen estado en las masas de agua costeras”; Sergi Tudela, director general de Política Marítima i Pesca Sostenible de la Generalitat de Catalunya, con “La Agenda Marítima de Catalunya como marco para el desarrollo de una política marítima integrada”; Lourdes Reig, directora de la Xarxa Marítima de Catalunya, con “Investigación e innovación, sinergias y sostenibilidad en economía azul”; y Laura Prats, responsable de finanzas sostenibles institucionales y transaccionales en la Banca Corporativa, Institucional e Internacional de CaixaBank , con “Financiación sostenible verde dirigido a la economía azul”.