El puerto de Baiona prioriza la neutralidad ambiental y energética

Le port de Bayonne donne la priorité à la neutralité environnementale et énergétique

El Club Logístico Intermodal Portuario de la Euro-Región (Cliper) del puerto de Baiona se ha reunido por primera vez este año con el fin de diseñar la hoja de ruta de sus actividades más próximas, así como para analizar su estrategia de economía circular.

En la parte más corporativa, el presidente Stéphane Hubert señaló que la próxima reunión, en abril, se celebrará en el lado español de la Eurorregión, mientras que se está estudiando la posibilidad de organizar una vista técnica a la plataforma logística de Jaylo Transports en Tudela, Navarra, allá por el mes de junio.

Además del tradicional encuentro de Agri’Vrac, el evento B2B dedicado a los profesionales de los cereales, los fertilizantes y la nutrición animal, el próximo 26 de septiembre, el Club Cliper baraja la posibilidad de realizar una visita guiada al puerto de Barcelona y también de visitar la feria Fitrans. Todas estas propuestas serán analizadas por la Junta Directiva y comunicadas a los socios.

Laurent Capdevielle, Gracianne Bec y Stephane Hubert
Laurent Capdevielle, Gracianne Bec y Stéphane Hubert / Laurent Capdevielle, Gracianne Bec et Stéphane Hubert

Una ambición colectiva

El encuentro celebrado el jueves pasado se centró en la estrategia francesa de descarbonización, que se apoya en la legislación nacida de los Acuerdos de París del 2016: la Ley de Economía Circular, la Ley de Biodiversidad y la Ley del Clima y la Resiliencia.

Estos tres textos legales fueron la base de la intervención de la Responsable de Ecología Industrial y Territorial – Descarbonización del puerto de Baiona, Gracianne Bec, quien señaló que se trata de orientar las nuevas inversiones hacia actividades sostenibles, dentro del programa CSRD (Corporate Sustainability Reporting Directive).

Es “un proyecto territorial de mejora del sistema industrial”, basado en la gestión responsable de la energía, el agua y los desechos, “apostando por la mutualización de los servicios”.

Explicó Bec que esta estrategia nacional del carbono, “una ambición colectiva”, también dispone de normas de “presión financiera” orientadas hacia la economía circular y que con ella se pretende el retorno de tres euros por cada euro invertido, en estrategias diferenciadas a corto, medio y largo plazo. Finalizó su intervención mostrando algunos casos de éxito en otros países y economías. El director del puerto de Baiona, Pascal Marty, puso en valor el trabajo a desarrollar por Gracianne Bec y solicitó la colaboración de las empresas del sector, sin las que “la transición energética no podrá llevarse a cabo”.

La reunion propicio el trabajo en red en el espacio de restauracion de la CCI de Baiona
La reunión propició el trabajo en red en el espacio de restauración de la CCI de Baiona / La réunion a favorisé le travail en réseau dans l’espace de restauration de la CCI de Bayonne

Energía del sol

Antes de pasar al trabajo en red, habitual en las reuniones del Cliper del puerto de Baiona, el representante de la empresa Eurasolis, Laurent Capdevielle, explicó las oportunidades de la energía fotovoltaica para la industria y para el sector agrícola. La compañía, propiedad de la cooperativa agroalimentaria Euralis y de la energética Inthy, propone instalaciones llave en mano para diversos usos y necesidades.

Con 138 proyectos en marcha que suponen 210.000 metros cuadrados de paneles solares instalados, Eurasolis quiere multiplicar su presencia en las cubiertas de las naves de empresas de todo tipo, como las naves logísticas de los socios logísticos del Cliper, aprovechando los tejados y también los aparcamientos. En este sentido, cabe recordar que la ley francesa de nuevas construcciones industriales obliga a la instalación de paneles solares o vegetación en los tejados de las mismas y también ofrece ayudas para la instalación de estas placas en naves ya construidas.