Optimismo moderado en la economía vizcaína, según Cámarabilbao

Si en el balance que Cámarabilbao realizó a mediados de año se reseñaba una mezcla de incertidumbre y optimismo, en el que se ha presentado para las perspectivas del año próximo se mantiene el “optimismo moderado” con las matizaciones que puedan surgir sin previo aviso.

El estudio presentado por el presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Bilbao, José Ignacio Zudaire, acompañado por el secretario general, Mikel Arieta-araunabeña, no puede precisar la influencia que pueden tener para la cadena de suministro los últimos acontecimientos en el Mar Rojo, con el ataque a buques mercantes y el desvío de las rutas comerciales a través del Cabo de Buena Esperanza. “Sin duda que va a afectar” señala Zudaire, pero lo esencial es “cuanto tiempo se mantendrá la instabilidad”.

Desaceleración

En todo caso, la economía de Bizkaia ha crecido tan solamente un 1,2% en el tercer trimestre del año, una desaceleración mayor que la que presenta el conjunto de Euskadi, con un 1,4% de incremento, y del Estado, que crece al 2,2%. La tendencia se mantiene para el año próximo, cuando la economía vizcaína podría crecer entre el 1,9 y el 2%, menor que en el resto del País Vasco, pero muy por encima del 1,2% previsto para la Eurozona.

Así, según José Ignacio Zudaire, la palabra que define el año es “desaceleración”, una ralentización que tiene en la inflación una de sus razones evidentes, aunque también influye la mala marcha de las economías de nuestros mejores clientes: Alemania, en recesión técnica, y Francia.

La inflación se ha moderado en la Eurozona y se sitúa en el 2,4%, mientras repunta en España al 3,2% y aún más en Euskadi y Bizkaia, alcanzando el 3,4%. Con esta situación, el crecimiento “desbocado” de los tipos de interés toca a su fin, pero no se adivina cuando comenzarán a descender, lo que supone un motivo de preocupación para las empresas.

La economía vizcaína tiene el reto de consolidar el paro por debajo del 8%

Un dato positivo es que la tasa de paro en Bizkaia ha ido disminuyendo progresivamente en el 2023, hasta situarse en el 7,87%, casi cuatro puntos por debajo de la tasa de desempleo estatal y medio punto por debajo de la del conjunto de Euskadi. Para el año que ahora empieza, Cámarabilbao augura un fuerte crecimiento del empleo y la afiliación a la Seguridad Social en el territorio.

En lo referido al comercio exterior de bienes, Bizkaia muestra un déficit comercial cercano a los 3.000 millones de euros en los primeros nueve meses del presente ejercicio, registrando una tasa de cobertura del 75,19%, ligeramente superior a la del año 2022 y considerablemente menor que en el mismo período de 2021, que registró una tasa de cobertura del 90%.

Euskadi, por su parte, mantiene una tasa de cobertura cercana al 118% este año, superando la lograda en el 2022 (110%). Tal y como se ha comentado anteriormente, Francia y Alemania encabezan la lista de los principales mercados para las exportaciones de Bizkaia, con un 16% y un 12,5%, respectivamente, seguidos por Estados Unidos (7,9%), Países Bajos (7,9%); y Bélgica (7%).

En este sentido, el peso de las importaciones de petróleo y gas que luego tienen un consumo en el mercado local, lastran fuertemente el balance comercial.

A falta de los datos de cierre del año, en Cámarabilbao señalan que el tráfico del puerto de Bilbao se ha incrementado en un 2% en el periodo enero-noviembre de 2023 con respecto al mismo período del 2022, pasando de 29.683.114 toneladas a 30.274.051 toneladas.

Los graneles líquidos, el espacio que mejor conoce Zudaire por su cargo directivo en Petronor, se han incrementado un 3,7%, y los sólidos en un 4,7%. La mercancía general ha descendido un 1,2%, mientras que el tráfico de contenedores lo ha hecho en un 4,2% y rondará el medio millón de teus.

Lo que dicen las empresas

Según se desprende del último Informe de Coyuntura Económica, casi 7 de cada 10 empresas de Bizkaia consideran que la evolución del entorno económico en el que se desenvuelve su actividad ha sido igual o mejor en 2023 con respecto al semestre anterior, y el 79% prevén que en 2024 la situación continuará siendo estable o más positiva.

El informe ha sido realizado por la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Bilbao basándonos en la encuesta que realiza entre las empresas del Territorio para conocer sus perspectivas y confianza de cara al futuro más inmediato.

Las empresas más grandes son las que mayor confianza reflejan de cara al 2023, apostando el 92% de ellas por un entorno positivo. Por sectores, la construcción es la más pesimista con respecto al 2023 y el comercio es el que mayor pesimismo muestra con respecto al 2024.

Las previsiones de la evolución de las ventas en los mercados exteriores muestran un moderado optimismo, pues el 39% de las empresas consultadas opinan que la variación en el último semestre del 2023 será superior a los resultados del período anterior, mientras que un 42% de ellas opina que obtendrán un resultado similar al del semestre anterior y un 19%, menor.

El reto para el 2024 es mantener el nivel de desempleo por debajo del 8% en Bizkaia
El reto par el 2024 es mantener el nivel de desempleo por debajo del 8% en Bizkaia

Mirando al 2024, la estabilidad es la opción elegida por el 43% de las empresas, siendo la tendencia creciente para el 41% de ellas y decreciente para el 16% restante.

En lo referido a las inversiones, más de la mitad de las empresas apuestan por la estabilidad y solo el 28% opinan que incrementarán sus inversiones, mientras que el 18% de los encuestados que prevén disminución en la inversión.

Productividad y formación

Entre los factores esenciales para incrementar la productividad, las encuestadas señalan la motivación y el ambiente laboral, con una puntuación de 4,2 sobre 5, seguidas por la estabilidad laboral y las condiciones laborales adecuadas, con una especial atención a la conciliación y el teletrabajo.

También son factores relevantes la digitalización de la empresa, las mejoras en la organización de procesos internos y la simplificación de los procedimientos administrativos.

Sorprende a estas alturas que la competencia peor cubierta en las contrataciones de los dos últimos años tenga que ver con el desconocimiento de idiomas -sobre todo, el inglés- mientras que los conocimientos técnico-profesionales del puesto de trabajo ofertado están relativamente bien cubiertos.

Las empresas de Bizkaia consideran que la existencia de ayudas económicas a las personas que desincentivan la búsqueda de empleo son los principales obstáculos para encontrar personal adecuado, seguidas por la ausencia de condiciones laborales favorables distintas al salario y el envejecimiento de la población.