Landaluce: “Los puertos no somos solo una realidad económica, sino también estratégica”

El puerto de Algeciras se sirve de su ubicación estratégica para competir con los puertos extracomunitarios, y llama a la “unidad de acción” con sus compañeros europeos

Mencionar al puerto de Algeciras equivale a hablar de eficiencia. No es un dato extraído al azar, sino que responde al último informe The Container Port Performance Index 2023 que publicó este mes The World Bank y S&P Global. En él, ubicaba al puerto de Algeciras como el más eficiente de Europa y el décimo del mundo. Pero Gerardo Landaluce, su presidente, dice no competir con los puertos vecinos, sino con aquellos en los que “las reglas del juego son distintas”.

En una entrevista para El Canal, encontramos a Gerardo Landaluce en la sede de la Autoridad Portuaria de Algeciras, donde nos enseña unas fotografías de principios del siglo XX de un puerto caracterizado por tráficos como los minerales, el carbón, la sal, el coque, los cementos y ladrillos, y la madera o el corcho. Desde su despacho, ahora observa una estampa bien diferente: los contenedores dominan el paisaje.

Gerardo Landaluce muestra a El Canal la conectividad marítima del puerto de Algeciras

Entre el Atlántico y el Mediterráneo, entre Europa y África: un puerto estratégico

Ubicado entre dos mares y dos continentes, como reza el título del libro con el mismo nombre, escrito por el historiador Joan Alemany (2021), el puerto de Algeciras ha protagonizado durante los últimos años una lucha compartida con todos los puertos europeos del Mediterráneo. En este sentido, la extensión del Emission Trading System (EU-ETS) al transporte marítimo obliga a todos los buques que escalen en puertos comunitarios a pagar derechos de emisión.

De ahí que Gerardo Landaluce insista en que “los puertos no somos solo una realidad económica, sino también estratégica; por lo tanto, es muy importante que desde las diferentes administraciones sean conscientes de la necesidad y la oportunidad de potenciar sus puertos”, recuerda Landaluce. La lucha contra “la forma” en cómo se ha aplicado el ETS responde a que los puertos europeos del Mediterráneo podrían perder competitividad en detrimento de los extracomunitarios.

“Es muy importante que desde las diferentes administraciones sean conscientes de la necesidad y la oportunidad de potenciar sus puertos”

Como insiste Landaluce, no es una lucha “reaccionaria”, porque “apoyamos la transición energética y el Green Deal”. No obstante, introduce que “nos preocupa mucho cuando se legisla desde planteamientos donde no se valoran las consecuencias que pueda tener una norma para los puertos, tal y como se ha hecho con el ETS o el ETD (European Taxation Directive), porque necesitamos tener puertos fuertes y no que vayamos erosionando su competitividad”.

El presidente del puerto de Algeciras subraya que “nuestra competencia no es la del vecino de al lado, pero sí que me preocupa la competencia que pueda venir de terceros países”, de ahí que Landaluce insista en que la competencia está entre los puertos “en los que las reglas del juego son distintas”. Por ello, hace un llamamiento a “una visión amplia” y, aprovechando que han pasado las elecciones europeas, “a realizar políticas horizontales y transversales” teniendo en cuenta a todos los actores.

“Nuestra competencia no es la del vecino de al lado, pero sí que me preocupa la competencia que pueda venir de terceros países”

Con la entrada en vigor del ETS el 1 de enero del 2024 y sin la ansiada moratoria, ahora toca dar el segundo paso: la creación de un observatorio que mida los impactos de la aplicación del ETS: “Tienes que tener tus propios datos para hablar con propiedad y tener una conversación constructiva en Bruselas”, especifica Landaluce, quien hace especial mención a la exposición que puedan tener puertos “con mayor volumen de actividad del contenedor y de transbordo”.

Sobre el transbordo, el presidente del puerto de Algeciras repite que “no se le da suficientemente valor”, y añade que “el transbordo es conectividad y la conectividad es la savia de la logística: si pierdes conectividad, pierdes tu competitividad y atractivo como puerto”. Por ello insiste en apoyar y “cuidar” el tráfico de transbordo, uno de los tráficos más preciados del puerto de Algeciras.

“Una vez que Algeciras fue muy sensible la cuestión del ETS y empezamos a movilizarnos, el mensaje fue calando en los puertos de Portugal, Malta o Italia, como Sines o Gioia Tauro, en los que el transbordo tiene un papel muy importante; si vas erosionando la competitividad de los puertos europeos, estás facilitando que ese transbordo vaya a terceros países, por lo que vas a exportar o importar a través de hubs importantes del Mediterráneo que no son los tuyos”, expone Landaluce, y añade que “la soberanía logística de Europa se puede ir perdiendo en favor de terceros”.

“El transbordo es conectividad y la conectividad es la savia de la logística: si pierdes conectividad, pierdes tu competitividad y atractivo como puerto”

La crisis del Mar Rojo, un respiro efímero

Como hemos comentado anteriormente, el puerto de Algeciras dispone de un recurso estratégico clave, que es su ubicación geográfica. Y es precisamente esta baza la que lo ha beneficiado en una coyuntura geopolítica delicada. Los ataques a buques en el Mar Rojo han obligado a una reestructuración del tráfico marítimo internacional, y las principales navieras han decidido evitar el Canal de Suez para desviar sus rutas Asia/Europa hacia el Cabo de Buena Esperanza.

Esta situación ha derivado en que los puertos del Mediterráneo Occidental hayan absorbido algunos tráficos, y también el bunkering. Durante la presentación de los resultados 2023 del puerto de Algeciras, celebrada el pasado mes de enero, Landaluce dejó claro que “cuando el Mediterráneo Oriental se cierra, nos queda la puerta del Mediterráneo Occidental, que es la nuestra, y esa fortaleza que tenemos la debemos poner en valor”.

Gerardo Landaluce, observando una maqueta de un portacontenedores de HMM

A lo que Gerardo Landaluce se refería era a valorar la relevancia que tiene el Estrecho de Gibraltar para la logística mundial, junto con ejes como el Canal de Panamá, el Estrecho de Malaca o el Canal de Suez: “Son los cuatro puntos nodales que vertebran la logística a nivel mundial, pero ahora el Canal de Panamá está teniendo problemas y hay un conflicto en el Mar Rojo”. Con lo cual, “te das cuenta de que tienes una renta de situación muy estratégica, y no es solo del puerto de Algeciras, sino de todo el territorio”, sentencia.

Y a pesar de los tráficos que haya asimilado el puerto de Algeciras y los puertos situados más al Oeste del Mediterráneo, “lo cual es positivo”, expresa que “a nosotros nos gusta la regularidad, que se quede para siempre ese tráfico”. En esta línea, asegura de la importancia de las inversiones: “No debemos obsesionarnos con los ránkings y estadísticas; la preocupación debe ser las decisiones de inversión, porque el tráfico podrá ir o venir y se puede recuperar, pero lo que no se puede recuperar es una inversión que se ha ido a otro puerto”.

“Te das cuenta de que tienes una renta de situación muy estratégica, y no es solo del puerto de Algeciras, sino de todo el territorio”

“Un Ferrari en el lado mar y un 600 en el lado tierra”

La conectividad marítima del puerto de Algeciras es indiscutible, como hemos venido mencionando anteriormente. No obstante, como reclama Gerardo Landaluce, “tenemos un Ferrari en el lado mar y un 600 en el lado tierra desde el punto de vista ferroviario”. El presidente del puerto de Algeciras se refiere a que “movemos unos 50.000 teus al año” con este nodo ferroviario, “pero tenemos potencial para movilizar mucho más”.

En este sentido, una de las últimas noticias al respecto es el impulso del Plan Director de la línea Algeciras-Bobadilla, cuya inversión total asciende a 472,7 millones de euros: el 70% ya está movilizada, pero aún quedan por resolver algunos puntos de esta modernización, como es la electrificación del tramo Ronda-Algeciras.

Gerardo Landaluce explica a El Canal el ecosistema industrial que rodea el puerto de Algeciras

“Las obras durarán unos cuantos meses, por lo que es muy importante que haya una buena coordinación por parte de Adif con los puertos y los operadores privados; el objetivo de todo es seguir incrementando la cuota de mercado del ferrocarril, no sé si llegaremos al 10%, pero con que pongamos bien las bases para seguir creciendo, eso ya es importante”, desarrolla Landaluce.

Asimismo, el presidente del puerto de Algeciras recuerda que “para nosotros es fundamental la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental para electrificar la vía”, algo que ya repitió a principios del mes de abril durante los Connecting Europe Days 2024. Allí, señaló que la electrificación de la vía era un “asunto vital para la sostenibilidad de la cadena logística y para la competitividad de los tráficos ferroviarios con origen en el puerto de Algeciras”.

“Las obras de la línea Algeciras-Bobadilla durarán unos cuantos meses, por lo que es muy importante que haya una buena coordinación por parte de Adif con los puertos y los operadores privados”

Lago Marítimo, un espacio portuario para la ciudad

“Cuando hablo de sostenibilidad, insisto mucho en el mensaje que hay tres patas: la económica, la medioambiental y la social”, expone Gerardo Landaluce. En este sentido, el puerto de Algeciras también se ha apuntado a la lista de puertos que buscan mejorar la relación con su ciudad, y Lago Marítimo es una de esas insignias: “Es un proyecto muy emblemático porque es ambicioso y está asociado a la innovación, la digitalización y a la generación y transferencia de conocimiento”.

El puerto de Algeciras viene trabajando en este proyecto con el Ayuntamiento de Algeciras, la Junta de Andalucía y la Universidad de Cádiz: “Somos cuatro patas de una mesa muy sólida”, justifica Landaluce, y señala los avances que se han hecho al respecto, como el centro de innovación que ya se está construido. “Vamos dando pasos para aumentar este puzzle; Lago Marítimo es un proyecto muy ilusionante, un espacio para uso y disfrute del ciudadano, así como creación de valor añadido”, insiste, y asegura que “antes del 2030 tiene que estar ejecutada la obra en su totalidad”.

El puerto de Algeciras es eficiencia y es tráfico a gran escala, como evidencian los datos. Pero también es solidaridad con el resto de puertos que conforman el sistema portuario andaluz, español y europeo, tal y como resalta Gerardo Landaluce. Su ubicación entre dos mares y dos continentes lo catapultan a uno de los puertos mejor ubicados del mundo y que se nutre de su alta conectividad: “Hay que buscar puntos de encuentro, puntos facilitadores de colaboración conjunta entre los puertos del Sur y el Norte del Mediterráneo, y no echarnos a pelear”, concluye Landaluce.

Render del proyecto de Lago Marítimo en el puerto de Algeciras

“Lago Marítimo es un proyecto muy ilusionante, un espacio para uso y disfrute del ciudadano, así como creación de valor añadido”