El agente de aduanas, representante aduanero: la seguridad de la cadena logística

Antonio Llobet

Presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de Aduanas de España

Presidente de la Asociación Internacional de Operadores Económicos Autorizados, Aduaneros y Logísticos

Es de vital importancia, y en eso coinciden todos los programas de seguridad mundiales, en detectar, identificar, evaluar y priorizar los riesgos, usando los recursos que se dotan las empresas OEA para minimizar y prevenir la probabilidad de lavado de dinero basado en las transacciones económicas que genera el comercio internacional

Los operadores del comercio internacional, importadores, exportadores y demás eslabones de la cadena logística, entre ellos los agentes de aduanas, representantes aduaneros, deben encargarse de la seguridad de sus procesos ya que en ellos está depositada la confianza de la empresa, sobre todo si quieren asumir la certificación OEA. Por tal motivo todos los OEA’s deben velar por su patrimonio empresarial. Es decir, a los OEA’s se les requiere un control sobre todos los procesos que ampara la empresa certificada, es decir un control sobre los materiales e inmateriales de su empresa; un control sobre la infraestructura, edificios, equipos, insumos, información sobre los productos intermedios o terminados, sobre la propiedad intelectual, colaboradores que la componen, etcétera. Con ello se busca prevenir o mitigar el impacto de eventuales hechos ilícitos (robos, terrorismo, sabotaje, fraude, contrabando aduanero y falsificación,) que de no controlarse podrían producirse en las organizaciones.

El mayor desafío para los principales programas de seguridad que se han ido desarrollando el Marco SAFE para combatir el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo, es la necesidad de que todos ellos, en mayor o menor medida, coincidan en sus objetivos y que sus planes de acción sean efectivos contra la delincuencia organizada.

Por tanto, es de vital importancia, y en eso coinciden todos los programas de seguridad mundiales, en detectar, identificar, evaluar y priorizar los riesgos, usando los recursos que se dotan las empresas OEA para minimizar y prevenir la probabilidad de lavado de dinero basado en las transacciones económicas que genera el comercio internacional.

Es necesario destacar que, a efectos de afrontar las responsabilidades que resultan inherentes a la función del agente de aduanas, una de ellas es la del control contra el fraude y en concreto en la vigilancia de las distintas operaciones aduaneras en las que intervienen, recabando información relativa a aquellas personas y/o sociedades que los contratan, sin perjuicio de ofrecer un asesoramiento idóneo para cada una de las operaciones aduaneras que se le encomiendan.

El problema del comercio es que los delincuentes utilizan el comercio exterior y la cadena logística cuando detectan que los controles son inadecuados y excesivamente laxos por parte de las instituciones o porque existe una falta de coordinación interinstitucional, o porque se aprovechan de procedimientos poco profesionales de los distintos participantes de la cadena logística y esto implica que varios eslabones en determinados momentos sean débiles y vulnerables.

La figura del Operador Económico Autorizado queda establecida actualmente como la máxima medida de seguridad en la cadena logística, con el objetivo de blindarla del riesgo y amenazas que tiene la misma y que ésta no sea vulnerada por los delincuentes

Se debe por tanto implantar prácticas efectivas en nuestro ámbito, el del agente de aduanas, representante aduanero para combatir los actos ilícitos, implementando y desarrollando el auto cumplimiento de la normativa, interactuando con la autoridad aduanera y con los demás intervinientes y esto solo se puede conseguir mediante la figura del OEA.

La conclusión de estos preceptos que acabo de enumerar, es que la figura del Operador Económico Autorizado queda establecida actualmente como la máxima medida de seguridad en la cadena logística, con el objetivo de blindarla del riesgo y amenazas que tiene la misma y que ésta no sea vulnerada por los delincuentes. De ahí, que la contribución de las empresas en generar procesos y actividades comerciales internacionales más seguras, acaben estableciendo fundamentos de sostenibilidad social y económica en los diferentes países donde los operados en logística desarrollan sus actividades entre los cuales nos encontramos los agentes de aduanas.

Debemos seguir avanzado en procesos que sean más seguros y adaptándonos a la evolución del comercio y no debemos descuidar esta mejora continua, la cual, redundara en más seguridad para el comercio y por ende para los ciudadanos. Nuestra contribución es vital en este campo y debemos de seguir por el camino que nos hemos marcado ya desde la aparición de la figura y de la que me gustaría destacar que el 90% de nuestro colectivo ha asumido con el tiempo y que demuestra nuestro compromiso con la lucha contra la delincuencia en el comercio internacional.

OEA EN CANAL