El Club del Transitario Marítimo vuelve a reencontrarse y prepara la Calçotada 2022

Los miembros del Club del Transitario Marítimo (CTM) de Barcelona se han vuelto a reunir este martes alrededor de un almuerzo. El encuentro debía celebrase antes de verano para conmemorar la llegada de las vacaciones, aunque se suspendió como consecuencia de una nueva ola de la pandemia. Pero por fin se ha podido convocar, y para celebrarlo los socios del CTM se han reencontrado en un restaurante camino del Tibidabo con vistas panorámicas a la capital catalana.

Los socios del Club del Transitario Marítimo no coincidían todos juntos desde febrero del 2020 en la 13ª Calçotada del CTM, el principal evento lúdico de la comunidad portuaria de Barcelona, donde los profesionales del sector se encuentran e intercambian impresiones de forma relajada y ambiente distendido.

Además de los miembros del club también han asistido a la comida el presidente de ATEIA Barcelona, Emili Sanz, el presidente de la Associació d’Agents Consignataris de Vaixells de Barcelona, Jordi Trius, y el presidente de la Asociación de Empresas Estibadoras Portuarias de Barcelona, Javier Vidal. Asimismo, también ha asistido Mercè Conesa, directora de Incasòl, que ha aprovechado para despedirse de los miembros del club después de dejar el cargo de presidenta del puerto de Barcelona.

Aunque no han podido celebrar sus encuentros mensuales de forma presencial, los socios del CTM no han cesado de analizar la actualidad del transporte y la logística, y durante este año han organizado convocatorias online para abordar temas de máxima actualidad para el sector. En estas reuniones digitales se trataron el bloqueo del Canal de Suez por el megaportacontenedores “Ever Given”; y el controvertido proyecto de Ley contra el fraude fiscal, que finalmente fue aprobado sin incluir los artículos que hubieran afectado gravemente a los operadores de comercio exterior.

Elecciones a la presidencia del CTM

El presidente del CTM, Jaume Altisent, ha anunciado durante el transcurso del almuerzo que el próximo 21 de octubre se convocan elecciones a la presidencia del club. Señalar que Altisent no podrá presentarse a la reelección al no permitirlo los estatutos.

Con esta comida en el Tibidabo, el CTM ha puesto la mirada en el 2022 para organizar la 14 edición de la Calçotada que tendrá lugar entre finales de febrero y principios de marzo, un evento que no ha podido celebrase este año, pero que la comunidad portuaria de Barcelona espera impaciente para compartir calçots y retomar vínculos.

Asistentes al reencuentro del Club del Transitario Marítimo de Barcelona