El COACAB alerta de nuevas dificultades para los despachos con Reino Unido a partir de abril

El Colegio Oficial de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona (COACAB) organizó una segunda conferencia online sobre el Brexit. En esta ocasión, la sesión sirvió para dar respuesta a las diferentes situaciones y problemas que se están produciendo en cuestiones relacionadas con la documentación, en cómo se están efectuando las operativas y cuáles son los nuevos requisitos que van a exigirse a partir del mes de abril en los intercambios comerciales entre la Unión Europea y Reino Unido.

La letrada del COACAB, Irene Guardiola, fue la encargada de impartir este webinar para explicar las novedades a nivel operativo que se han implementado desde que se aplica el Acuerdo Comercial entre la UE y Reino Unido, así como lo que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar las operativas y los principales errores en los que están incurriendo los operadores.

Antonio Llobet, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Barcelona, abrió esta sesión online, en la que participaron cerca de 60 personas, y dio paso a la ponente.

Irene Guardiola empezó resaltando que el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Reino Unido se aplicaba provisionalmente hasta el 28 de febrero del 2021, pero se prorrogó hasta el 30 de abril del 2021, lo cual significa que “aún no está todo acordado y que podrían producirse modificaciones del Acuerdo porque existen aspectos que aún están en fase de negociación entre la UE y UK”.

En palabras de Irene Guardiola, “lo que sí sabemos que determina el Acuerdo es que hay formalidades aduaneras (DUA de Importación, DUA de Exportación, etc.), lo cual ha generado desconcierto a todas aquellas empresas que no se han preparado, especialmente exportadores e importadores que no han preparado bien la documentación”.

Otro aspecto relevante del Acuerdo, en este caso positivo, es el arancel cero para productos originarios, pero, por el contrario, se fijan controles en frontera, aunque Reino Unido ha establecido un procedimiento transitorio para las importaciones de Reino Unido que finalizará en julio del 2021, fecha a partir de la cual, esos controles van a formar parte de la operativa con ese país.

A este respecto, Irene Guardiola añadió que, “si ahora los operadores ya tienen problemas, a partir de abril y de julio, puede ser que se acentúen porque todos los productos sujetos a control en frontera (farmacéuticos, para consumo o humano o animal, entre otros) van a requerir documentación específica (certificados sanitarios o agroalimentarios, por ejemplo) y controles para entrar en UK, aunque, durante los próximos cuatro meses, esos controles serán documentales y no físicos”.

Es decir, que será a partir del mes de julio cuando las importaciones que haga Reino Unido estarán sometidas de forma más estricta al cumplimiento de todas las formalidades documentales y de inspección.

Principales problemas existentes

Irene Guardiola también se refirió a los principales problemas que los operadores se están encontrando desde el 1 de enero de este año en las operativas entre los países de la Unión Europea y Reino Unido.

En este sentido, indicó que se ha detectado una falta de conocimiento por parte de los operadores y representantes aduaneros de Reino Unido respecto a cómo realizar las operativas porque “se están utilizando documentos de la Unión Europea para productos que salen de Reino Unido con destino a Europa”. Asimismo, otros errores relacionados con la documentación es que “no está debidamente preparada o cumplimentada y se producen importantes fallos en la Declaración de la mercancía”.

Por otro lado, la letrada del COACAB también explicó que otras quejas formuladas por los operadores de la UE están relacionadas con los DAE (Documento de acompañamiento de exportación), que no se ultiman o cancelan cuando las mercancías cruzan la frontera con Francia.

También se producen incidencias con los productos sanitarios y fitosanitarios que entran en España o en la UE sin control sanitario al tránsito, porque los operadores de Reino Unido no informan al chófer que la mercancía tiene que pasar ese control. Con ello, cuando la mercancía llega a destino tiene que ser rechazada o destruida.

Irene Guardiola también se refirió a lo que está ocurriendo en España, en donde “se ha detectado falta de personal en los PIF del Norte del país, especialmente para el control o inspección de productos farmacéuticos, cosméticos o sanitarios”. Estos productos “pueden llegar a estar parados dos semanas”, añadió la abogada, quizás porque “no están acostumbrados a ser puertos de entrada”.

Asimismo, se ha comprobado que no se escanean los documentos adecuados, que son únicamente los MRN (código de barras) y los TAD (Documento de tránsito o de acompañamiento a la exportación); el ENS (Declaración Sumaria) y la Declaración de Exportación en UK no deben escanearse.

Para finalizar con la exposición de los principales problemas que existen en los intercambios comerciales con Reino Unido, Irene Guardlola explicó que no se están presentando bien las ENS (Declaraciones sumarias) de entrada a la Unión Europea, y que son responsabilidad de los transportistas o empresas de transporte. Por esta razón, en breve Francia va a empezar a controlarlas en dos ámbitos: por un lado, en el Eurotunnel, el control del ENS se realizará una hora antes de la llegada de la mercancía a la UE y, por otro, si la mercancía viaja en ferry desde el puerto de Dover, el control del ENS se hará dos antes de su llegada al territorio de la UE.

Otros documentos que no se emiten de forma correcta son los tránsitos de entrada a la UE porque los operadores en UK indican mal la Aduana de transito, y también se producen errores en los tránsitos de entrada a Reino Unido, lo cual “puede perjudicar a los representantes aduaneros de aquí”, según Guardiola.

El origen de los productos o mercancías es otro ámbito en el que “hay mucha confusión y surgen muchas dudas y consultas”, indicó Irene Guardiola, añadiendo que “es muy importante determinar si las mercancías han perdido el estatuto aduanero de la Unión”.

Finalmente, Guardiola indicó que otro problema detectado es que “hay mucha resistencia de los operadores a modificar los Incoterms”, utilizándose hasta ahora el DDP o Ex Woks porque, al tratarse de operaciones intracomunitarias, no tenían trámite aduanero. Pero con el nuevo escenario, es necesario hacer hincapié en que los operadores “modifiquen las condiciones de entrega y evitar de esta forma que el representante aduanero se convierta en exportador, porque puede conllevar riesgos”.

Recomendaciones para realizar bien las operativas con UK

A lo largo de su exposición, Irene Guardiola fue dando distintos consejos para despejar dudas y evitar así las controversias, y finalizó su intervención dando una serie de recomendaciones.

La primera, que el exportador o importador dé al representante aduanero toda la información correcta sobre la mercancía y el tipo de operación que quiere llevar a cabo con Reno Unido y, por supuesto, que el representante pida toda la información a su cliente “para evitar problemas”.

Por otro lado, y respecto a cómo se realizan las importaciones y las Declaraciones en Reino Unido, Guardiola indicó que los representantes aduaneros deben informarse bien de si se van a hacer por el sistema del Pre-Lodgment o bien utilizando la fórmula de incluir un número EORI. Según la abogada, “los ingleses, por desconocimiento, muchas veces facilitan un número de EORI de establecimientos que no están autorizados, lo cual deja operaciones abiertas y tránsitos sin ultimar”.

Irene Guardiola también mencionó como importante que “al chófer, transportista o transitario hay que darle la documentación adecuada e informarle debidamente de la operación”, aportándole el original del TAD en papel si se trata de un tránsito, los MRN de exportación –que pueden ser electrónicos–, así como los datos de contacto para que el conductor pueda llamar para resolver cualquier incidencia que se produzca en la operativa. Asimismo, y a partir del 1 de abril de 2021, habrá que facilitar al conductor cualquier otro documento adicional necesario para que la mercancía pueda entrar en Inglaterra, como por ejemplo los certificados sanitarios a la exportación.

Otra recomendación es “tener conocimiento de los BCP, que son aquellos puertos o lugares en los que se pueden realizar los controles en frontera” porque algunos de ellos no están preparados para inspeccionar o controlar ciertas mercancías. En este sentido, Irene Guardiola también señaló que “hay que revisar bien las exigencias de control en frontera y cumplir con la pre-notificación”, especialmente con los productos de origen animal, los productos vegetales o los embalajes de madera, y, además, hay que indicar bien la oficina de tránsito por la que va a entrar el producto, que debe ser una francesa, holandesa o belga.

Para terminar, la última recomendación de Irene Guardiola fue la de “informar debidamente a los operadores de los cambios que se van a introducir a partir del 1 de abril del 2021” y, por supuesto, “planificar muy bien las expediciones para que no se generen riesgos para los representantes aduaneros”.

Para ayudar a ello, “hemos pedido a la Aduana española que publique algún tipo de guía para realizar tanto operativas de importación como de exportación con Reino Unido, pero, de momento no lo han hecho, a diferencia de otros países como Francia, Holanda o Bélgica que son más proactivos y tienen ganas de ayudar a los operadores”, concluyó Irene Guardiola.

Anterior artículoLa terminal de APM del puerto de Barcelona dispondrá de tecnología 5G
Siguiente artículo8M: la logística es femenina