El CPEV urge a que los estibadores de Valencia sean vacunados por ser esenciales

El Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV) ha solicitado recientemente a la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana que sus 1.515 trabajadores sean vacunados de forma prioritaria por ser un colectivo de carácter esencial.

Y es que a pesar de la baja incidencia que hasta la fecha está teniendo la pandemia entre el colectivo de estibadores del CPEV, “la dirección observa con preocupación el ritmo incesante de contagios y por ello ha pedido a la administración autonómica que interceda ante el Ministerio para que el personal de las empresas estibadoras sea vacunado de forma prioritaria por ser considerados personal esencial”.

Según el CPEV, la estrategia frente el Covid-19, de 2 de diciembre del 2020, diseñada por el Gobierno español contempla la existencia de grupos prioritarios de vacunación. Uno de los grupos de población que se ha definido es el de personas con trabajos esenciales prioritarios.

Cabe recordar que el personal de las empresas estibadoras tiene la consideración de personal esencial de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 8/2011, por la que se establecen medidas para la protección de infraestructuras críticas o, más recientemente, el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo.

Desde el CPEV consideran que, “para evitar el riesgo de ruptura de la cadena logística o desabastecimiento de productos esenciales, los estibadores deben ser vacunados de forma prioritaria” y por ello se dirigió a la administración autonómica, ofreciendo incluso su propio servicio médico para poder administrar las dosis a los estibadores.

En este sentido, la Conselleria de Sanidad ha contestado aludiendo al protocolo marcado desde el Ministerio en su Estrategia de vacunación y añadido que, no obstante, les trasladarían la petición.

Medidas anti-Covid

La difícil situación provocada desde hace casi un año por la crisis sanitaria del Covid  “se está afrontando con dedicación y responsabilidad por parte de todo el sector portuario, de modo que la actividad en las terminales se desarrolla con normalidad, atendiendo con regularidad la demanda de servicio”, explica el CPEV.

En este sentido, desde el Centro Portuario de Empleo recuerdan que, desde “el inicio de la pandemia, en marzo del 2020, se han implementado numerosos planes con sus correspondientes medidas con el objetivo de hacer frente al impacto del coronavirus en el puerto de Valencia”.

Así, al Plan de Contingencia puesto en marcha en primera instancia se sumó el Plan de Desescalada en mayo del 2020 además de medidas adicionales que se adoptaron en septiembre siguiendo las pautas marcadas por el Gobierno de España para el levantamiento de las medidas de contención de la Covid-19.

En estos momentos, ante el incremento de contagios en la sociedad y cadenas de transmisión, la dirección del CPEV ha decidido implementar nuevas acciones para que los posibles contagios en entornos sociales y familiares no se transmitan a los trabajadores. 

Algunas de estas medidas pasan por el refuerzo del servicio médico de empresa como “elemento de coordinación y detección ante posibles contagios o contactos con personas contagiadas, y nuevas acciones de coordinación con las terminales tales como el incremento de líneas de autobús o el establecimiento de nuevos accesos para evitar aglomeraciones”, concluye el CEPV.

Anterior artículoLos maquinistas de Renfe irán a la huelga cinco días en febrero y marzo
Siguiente artículoGrimaldi recibe su tercer buque híbrido