EL CPEV y los estibadores de Valencia a conciliación por el NAVIS N4

El Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV) ha presentado una demanda de conciliación de conflicto colectivo con los estibadores del puerto de Valencia. El CPEV apela al derecho a formar a sus trabajadores acerca de las especificaciones del sistema operativo NAVIS N4 relativas a las especialidades o puestos de trabajo ejercidos por cada uno de ellos en el puerto de Valencia.

El CPEV argumenta que esta acción formativa para los estibadores del puerto de Valencia “es de carácter específico y su objetivo es capacitar a su personal ante la adopción de una mejora tecnológica por lo que su negativa vulneraría la legalidad”.

Desde el CPEV esperan que “el acto de conciliación que tendrá lugar este jueves 15 de octubre, previo al juicio por la demanda presentada, haga reconsiderar a los sindicatos su postura y que cualquier discrepancia o interpretación de la Ley que pueda haber, se aclare en los tribunales”.

La dirección del Centro Portuario de Empleo afirma que “el retraso en la puesta en marcha del plan de formación de NAVIS N4, el nuevo sistema operativo que quieren implantar dos de las tres terminales del puerto de Valencia y que constituye el proyecto más importante del recinto portuario de los últimos 10 años, está poniendo en peligro la viabilidad del proyecto”.

Y es que desde el CPEV han tratado de “iniciar sin éxito durante un año el proceso formativo de los 1.500 estibadores -realizando un gran esfuerzo e inversión e incluso adaptando el plan formativo a la situación provocada por el Covid-19- y tras agotar la vía de negociación ha tenido que recurrir a la judicial”.

De hecho, según el Centro Portuario de Empleo de Valencia “cabe resaltar que el presidente del comité de empresa paralizó hasta en dos ocasiones el plan de formación previsto para la adaptación de los trabajadores al nuevo sistema de gestión, poniendo en peligro la implantación de un programa -NAVIS N4- necesario para garantizar el crecimiento del puerto de Valencia tanto en materia de seguridad como en volúmenes”.

Comisión paritaria de convenio

Por otra parte, la dirección del CPEV también ha intentado negociar con los sindicatos aspectos relacionados con las funciones y tareas a realizar por el personal portuario tras la implantación del sistema NAVIS N4, “algo que tampoco ha sido posible”. Tras convocar hasta en dos ocasiones la comisión paritaria de convenio -los pasados 29 de septiembre y 2 de octubre- “el comité de empresa se ha negado a participar planteando una nueva fecha -el pasado 6 de octubre-, pero rechazando la propuesta de las empresas para que estuviera presente un representante de la Autoridad Portuaria de Valencia, por lo que tampoco se produjo esta reunión”.

La dirección del Centro Portuario de Empleo de Valencia “entendía necesario abordar este debate con la parte social en presencia de un observador designado por parte de la APV -dada la trascendencia que el proyecto tiene para toda la comunidad portuaria-, pero tras haber convocado hasta en dos ocasiones la comisión paritaria de convenio colectivo y que los sindicatos excusaran su presencia y se negaran a aceptar la figura del observador, ha entendido que la parte social da por concluida la negociación”.

El CPEV insiste en “la importancia de estos asuntos y por ello ha vuelto a emplazar a los sindicatos a que reconsideren su negativa a participar en la comisión paritaria pues dada la especial trascendencia de sus consecuencias, sería conveniente que fueran objeto de debate y negociación”.

Por último, la dirección del Centro Portuario señala que “el conflicto por las tareas se enmarca en la posición de bloqueo ejercida por la representación legal de los trabajadores del CPEV al inicio de las acciones formativas de NAVIS N4. Una actitud que tiene por finalidad forzar a las empresas que pretenden implantar el nuevo sistema operativo, a la determinación de las tareas a realizar por las distintas categorías profesionales, tras la implantación del sistema NAVIS N4”. Desde el CPEV “ lamentan que el comité de empresa esté instrumentalizando el bloqueo de la formación NAVIS N4 con el fin de conseguir la realización de unas tareas que no vienen recogidas en la Ley de puertos y, por ende, las empresas pueden continuar realizándolas con su plantilla”.

Anterior artículoLas empresas vascas, optimistas ante el futuro cercano
Siguiente artículoEl puerto de Tarragona amplía y mejora la eficiencia de su PIF