El descenso del 10,5% del puerto de puerto de Castellón se ajusta a las previsiones

El puerto de Castellón cierra el ejercicio del 2020 moviendo un total de 18.541.498 toneladas de mercancías, lo que supone un descenso del 10,5% respecto al año anterior. Este descenso se ajusta a las previsiones de cierre de la Autoridad Portuaria derivadas de la pandemia.

A pesar de estas cifras,  el puerto de Castellón se mantiene como el noveno puerto en tráfico de mercancías de entre los 46 puertos que conforman el  sistema portuario español, dado que el resto de puertos también han sufrido caídas por la crisis de la Covid-19.

Por mercancías, los graneles sólidos son los que menos han sufrido el impacto de la pandemia, con un descenso del 5,2% respecto a 2020, y cierra con 6.727.253 toneladas. Este dato sitúa al enclave castellonense  como el segundo puerto del sistema portuario español en este tipo de tráficos, gracias principalmente al dinamismo del sector cerámico, “que ha mostrado su resiliencia en momentos tan difíciles”, tal y como ha asegurado el presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Rafa Simó.

El tráfico total de graneles líquidos ha sido de 9.801.550 toneladas, lo que representa un 7,4% menos que el año anterior. Estos tráficos se han visto lastrados por la bajada de petróleo crudo y gasolinas, aunque también ha habido productos que se han incrementado como el fueloil. El tráfico que más se resiente es el de mercancía general, con un descenso del 33,9%, y cierra 2020 con 1.977.882 toneladas.

Castellón se sitúa en la segunda posición del sistema portuario español en tráficos de graneles sólidos

A pesar de los descensos, el puerto de Castellón se mantiene en el Top 10 de los principales tráficos. Así, se sitúa el segundo en granel sólido, el séptimo en graneles líquidos, el octavo en tráfico de contenedores y el décimo en pesca. Este cierre confirma la diversificación de tráficos del puerto de Castellón, dado que los graneles líquidos representan el 53% del tráfico global, y los sólidos el 36,4%.

Las mercancías más importantes movidas en el 2020 han sido, por este orden, el petróleo crudo, feldespato, arcillas, fuelóleo, gasolinas, azulejos y baldosas, gasóleo y biodiesel.

Por último, los principales países con los que el puerto de Castellón mantiene relación comercial son Turquía, Rusia, Nigeria, Ucrania, Canadá, Italia y Argelia.

Rafa Simó ha querido agradecer el esfuerzo y la implicación de la Comunidad Portuaria en un año “difícil y complicado, pero que nos ha permitido poner en valor el importante papel que juegan los puertos como eslabón fundamental de la cadena logística”.

Anterior artículoEl puerto de Alicante celebra la segunda edición del Foro Tecnológico
Siguiente artículoDeposa solicita la ampliación temporal de su concesión en el puerto de Bilbao