El empleo logístico mantiene un comportamiento más favorable que la media de la economía

El empleo Logístico resiste a los malos datos económicos, pero con incertidumbre a medio plazo.

Si bien, el comienzo de 2023 fue negativo en términos de empleo para la actividad Logística en España, los datos de afiliación del mes de febrero parece que confirman la tendencia positiva que se viene dando desde 2021, pero sin recuperar los datos con los que términó el año 2022 y con un crecimiento por primera vez en muchos meses por debajo de la economía española.

El empleo aumentó en febrero en Logística en 2.025 personas, una cifra que contrasta con el dato negativo de enero, no obstante, desde Foro de Logística aseguran que, “la creación de empleo en Logística ha sido menor que la registrada en el conjunto de la economía, por lo que la situación del mercado laboral en febrero plantea una serie de interrogantes que obligan a mantener prudencia con respecto a los cambios en el entorno económico general”. 

Los datos de empleo de Logística confirman que el sector recupera su fortaleza cuando se analizan los indicadores anuales, si bien con los mensuales pierde algo de intensidad en el corto plazo, a pesar de la mejoría de febrero con respecto a enero.

El empleo también mostró un resultado positivo en almacenamiento y actividades anexas que suponen el 23% del empleo total, con un crecimiento de 1.233 más, con un crecimiento estable del 0,5%

Régimen General y Autónomos

De tal forma, el barómetro de empleo indica que la afiliación a la seguridad social en el mes de febrero en Logística aumentó con relación al mes anterior, un 0,20%. Del total de los afiliados del sector Logística, en el mes de febrero pasado, 796.279 pertenecieron al Régimen general y otros 209.356 al de Autónomos de la seguridad social.

“De momento, el nivel de empleo en Logística quedó situado en enero en 1.005.635 personas, con un aumento de 2.025 con respecto del mes anterior. Además, febrero de 2023, comparado con el mismo mes de 2022, arrojó un crecimiento del empleo en Logística de 43.632 personas, un 4,53% más”, informan desde Foro de Logística.

Comparándolo con el año anterior, respecto a los autónomos nos encontramos con un descenso de 1.479 personas, con una tasa -0,7%, tendencias que se asemejan a las registradas por el empleo autónomo en el conjunto de la economía, que fueron 0,1% y -0,14%, respectivamente. Con estos resultados, la participación de los autónomos de Logística en el total de la economía se mantuvo estable, en un 6,3%.

Tan solo el transporte marítimo, con 16 empleos menos registró un descenso durante el mes de febrero pasado, con un -1,2%

No obstante, se sigue viendo con cierta preocupación como la evolución de los datos de empleo ha ido pareja a la situación desigual del empleo autónomo y del régimen general en los datos del pasado mes de febrero, de modo que “conviene ser cautos con respecto a lo que puede ocurrir en meses venideros”, aseguran.

Empleo por actividades logísticas

De las actividades integrantes del sector, el transporte terrestre que representa el 63% del total de puestos mejoró sus resultados en febrero con respecto al mes anterior, con  un aumento del empleo de 1.636 personas (0,3%) lo que elevó el resultado final a 636.965 personas.

El empleo también mostró un resultado positivo en almacenamiento y actividades anexas que suponen el 23% del empleo total, con un crecimiento de 1.233 más, con un crecimiento estable del 0,5%.

En el transporte aéreo, el número de puestos de trabajo aumentó en 137 con respecto al mes anterior, y un crecimiento del 0,4%. El empleo en las actividades postales y de correos, con 570 afiliados más y un 0,6% también experimentó una evolución positiva. Tan solo el transporte marítimo, con 16 empleos menos registró un descenso durante el mes de febrero pasado, con un -1,2%.

El transporte terrestre sumó en febrero 1.636 trabajadores

Valoración de Foro de Logistica

Después de un inicio de año preocupante en términos de empleo, desde Foro de Logística parece despejarse en el mes de febrero, pero a pesar de esto se constata un cierto estancamiento y se mantienen los riesgos que habrá que seguir en los próximos meses para comprobar si tienen incidencia negativa en la actividad.

El sector logístico ha mostrado su resiliencia en situaciones de crisis, pero en un entorno tan complejo como el actual, se requiere prudencia y mantener estrecho contacto con la realidad del sector y las expectativas de las empresas en materia de empleo, que son los auténticos motores de la recuperación económica.

No cabe duda, que la lucha contra la inflación es esencial, ya que ello es necesario para devolver estabilidad a la economía española y por lo tanto al sector logístico. En esa lucha, sobre todo contra la inflación subyacente que supera a la inflación media, la Logística puede desempeñar un papel fundamental.