El puerto de Santander cede el Faro del Caballo para uso turístico 

La Autoridad Portuaria de Santander ha cedido el uso del Faro del Caballo, en el municipio de Santoña, y cuya titularidad es de Puertos del Estado al estar incluido en la figura de dominio público afecto al servicio de señalización marítima, a la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio.

El municipio se compromete a llevar a cabo un proyecto de acondicionamiento y mejora de todo el entorno del faro, en el que se incluyen obras para mejorar la seguridad en las escaleras de acceso, casi 700, desde el Monte Buciero.

El Faro del Caballo de Santoña, un atractivo turístico de primer orden

A pesar del esfuerzo físico que supone llegar al faro, éste se ha convertido en un atractivo turístico de primer orden, lo que ha llevado a la firma de un acuerdo tripartito que gestiones el control de accesos al Faro del Caballo mediante un sistema de reserva previa, al menos durante los meses de verano.

El acuerdo ha sido rubricado por el consejero de Turismo y presidente del consejo de administración de la Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística (Cantur), Javier López Marcano; el alcalde de Santoña, Sergio Abascal, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Francisco Martín.

El objetivo del control de accesos es “preservar y proteger” el patrimonio paisajístico, medioambiental y marino del entorno del faro, según ha destacado López Marcano, tras subrayar el gran aumento de visitantes que ha experimentado este espacio y la masificación de los últimos años.

La idea que manejan la Consejería y el Ayuntamiento es limitar el acceso a 300 personas al día para acceder a la ruta del Faro del Caballo y mantener controlado el aforo por horas. El sistema de reserva funcionará en los periodos estivales, coincidiendo con la temporada turística alta, cuando se concentran un gran número de visitantes.

Al Faro del Caballo se accede a través de casi 700 escalones desde el Monte Buciero

Sergio Abascal ha adelantado que las obras de adecuación y mejora del entorno se iniciarán a finales de año o de cara a la primavera de 2023, y que las obras y la limitación de las visitas mejorarán la seguridad de los visitantes y evitarán las incidencias y accidentes que han sido habituales en los dos últimos años.

Francisco Martín, presidente del puerto de Santander, ha mostrado su satisfacción por este acuerdo y el “éxito administrativo” que supone la firma de un convenio que implica a tres instituciones y por contribuir desde la Autoridad Portuaria a “poner en valor y conservar un patrimonio industrial y marítimo referente como el Faro del Caballo”. Una muestra más de las excelentes relaciones puerto-ciudad de la Autoridad Portuaria con los municipios.