El futuro del puerto de Baiona será intermodal

Pascal Marty, Olivier Fayola y Joxan Madinabeitia

Los agroalimentarios regresarán con Agri’Vrac a su cita anual a finales de septiembre

El puerto de Baiona se mantiene optimista sobre los volúmenes a procesar en el 2021, en comparación con las disminuciones observadas en los otros puertos.

Olivier Fayola, responsable comercial del puerto de Baiona, opina que con un tráfico esperado superior a las 2,35 millones de toneladas, este optimismo puede explicarse y expresarse a través de varios indicadores.

El primero es el elaborado por el análisis de la convocatoria de Manifestaciones de Interés en el área de concesión, que permitió identificar cuatro líderes de proyecto. La figura de la Manifestación de Interés (AMI) en Francia designa una especie de licitación para la explotación de un recurso público. Sobre esto último, la Cámara de Comercio e Industria de Baiona-País Vasco es el organismo encargado de estudiar las solicitudes y la discreción debe presidir este ámbito. No obstante, el interés despertado es prueba de que los actores del puerto de Baiona siguen siendo optimistas en este difícil contexto, por lo que deberían surgir nuevas capacidades de almacenamiento en las distintas terminales portuarias.

Uno de los principales clientes asentados en el propio puerto, la acería de Celsa, tiene en sus planes que su nuevo tren de laminación entre en fase operativa en el segundo semestre del 2021. En lo que se refiere a una puesta en servicio industrial, seguimos dependiendo de ciertas contingencias que podrían posponer los efectos visibles de esta inversión hasta el 2022, pero es más que un problema de temporalidad.

Para apoyar el desarrollo de su puerto, la Región de Nueva Aquitania acaba de confirmar una serie de obras de desarrollo y, en particular, la ampliación del muelle de Blancpignon por un importe de 39 millones de euros. La actuación llevará a la alineación de los muelles para crear una línea de atraque de 400 metros, sumando los muelles Castel y Gommès, con el fin último de atraer el tráfico de contenedores. Este proyecto, largamente acariciado por la CCI y el puerto, ha dado un paso adelante con el establecimiento de una novedosa logística multimodal que contempla la creación de un depot permanente de contenedores en el propio puerto.

Optimizar la logística portuaria

Los responsables del puerto de Baiona se mantienen atentos ante las oportunidades que se puedan presentar en el futuro y para ello persiguen optimizar la red logística en torno al puerto. En este sentido la asociación con el puerto de Barcelona, el operador logístico Synergy y el transitario Gimex es el ejemplo perfecto. Gracias a esta logística multimodal, el puerto de Baiona aumenta la competitividad de su territorio a través de soluciones logísticas innovadoras y respetuosas con el medio ambiente.

Se trata de una modalidad “puerto a puerto” que une el Cantábrico y el Mediterráneo mediante una solución intermodal que combina el transporte marítimo, el ferroviario y el terrestre por camión. Las conexiones Baiona-Pamplona-Barcelona con seis circulaciones semanales (y aumentando) permiten un ahorro en el coste logístico y también en cuanto a los tiempos de tránsito para las mercancías.

Desde la modestia de un puerto regional, Baiona lucha por ofrecer un servicio eficiente a sus clientes. Al tiempo que desarrolla su papel como centro de distribución de las mercancías llegadas a Barcelona en los buques oceánicos Y no deja de plantearse, a medio plazo, un servicio regular en contenedor que pueda servir de hub de las mercancías desde/hacia Norte de Europa, Báltico y Gran Bretaña.

En lo referido a este mercado, el puerto de Baiona no se verá muy afectado por el Brexit, si bien todos los servicios de la Aduana y la tramitación administrativa se encuentran preparados para absorber y minimizar el impacto que se pudiera producir.

Evento anual agroalimentario

El año próximo traerá consigo la celebración de la cuarta Jornada Agroalimentaria y Bolsa de Cereales del Puerto de Baiona, Agri’Vrac que tendrá lugar en el mismo lugar de siempre, Anglet, pero en nuevas fechas, a caballo entre septiembre y octubre del 2021. La edición del 2020 no pudo llevarse a cabo debido a la pandemia, tras las exitosas reuniones del 2017, 2018 y 2019. Los organizadores, el puerto de Baiona y la Cámara de Comercio e Industria de Baiona-País Vasco prefirieron no celebrar un acto virtual, apostando por un encuentro “cara a cara” donde saludar amigos, negociar precios y valorar condiciones en un ambiente distendido. Así, entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre, Baiona espera con los brazos abiertos a los especialistas en la logística de los productos agroalimentarios, los fertilizantes, los cereales y de la nutrición animal.

EL FUTURO LOGÍSTICO EN CANAL