El germen de la revolución formativa

El panel sobre la realidad virtual como herramienta de mejora de las cadenas de suministro, seguro que captará la atención de los interesados en asistir al programa de jornadas del SIL

La logística, como columna vertebral de la economía global, se encuentra en una constante evolución impulsada, en las últimas décadas, por la adopción de tecnologías innovadoras que buscan mejorar la eficiencia, la seguridad y la adaptabilidad de las cadenas de suministro. 

En este contexto, conceptos como IoT, realidad virtual, blockchain, big data o digital twin emergen como herramientas poderosas que no solo transforman la manera en que operamos, sino también la forma en que aprendemos y nos capacitamos dentro del nuestra actividad.

Y es que, si bien es imprescindible adaptar las operativas al nuevo paradigma, bajo ningún concepto podemos – ni debemos – dejar atrás al motor encargado de su adecuado funcionamiento: las personas. 

El recurso más importante de la cadena de suministro se encuentra ahora en un contexto desafiante, en el que, a la par que asume el reto de adaptar sus conocimientos a las necesidades coetáneas, debe adquirir nuevas habilidades que le preparen para un futuro cada vez más cercano.  Es aquí donde la tecnología se dibuja como un aliado crítico e indispensable. 

La realidad virtual, en particular, ha demostrado su valía en varios frentes, siendo una fuerza motriz en la simulación de procesos, la formación y la experimentación dentro de la logística. 

En el ámbito de la simulación, la también conocida por las siglas VR permite a las empresas modelar y probar escenarios complejos, desde el diseño de nuevos procesos logísticos hasta la optimización de rutas de entrega. Este enfoque preventivo proporciona una plataforma segura y eficiente para evaluar la viabilidad y eficacia de diversas estrategias antes de su implementación en el mundo real, minimizando así los riesgos y costes asociados con la experimentación tradicional.

El proyecto Plagedilog, respaldado por el CEL, es una plataforma dedicada a la creación de gemelos digitales intralogísticos para la gestión de proyectos y la formación del personal en almacenes

Pero donde la realidad virtual brilla con mayor intensidad es en el ámbito de la formación y el desarrollo de habilidades. Mediante el uso de entornos virtuales inmersivos, los trabajadores pueden participar en simulaciones realistas de situaciones que pueden llegar a darse en los entornos logísticos, desde el uso de maquinaria pesada hasta la gestión de inventarios y la coordinación de equipos en tiempo real. 

Esta capacitación virtual no solo es más segura y económica que los métodos tradicionales, ya que no implica interrumpir la actividad del almacén, sino que también ofrece una experiencia práctica invaluable que prepara a los empleados para afrontar desafíos del mundo real de manera más efectiva.

Es aquí donde entidades como el Centro Español de Logística (CEL) juegan un papel crucial en la promoción y el desarrollo de iniciativas que aprovechan estas tecnologías inmersivas para mejorar la capacitación y el desarrollo profesional en el sector. 

El CEL, como referente nacional, se ha comprometido a impulsar la innovación y el conocimiento, sirviendo como un catalizador para la adopción de soluciones tecnológicas avanzadas que fortalezcan las cadenas de suministro de hoy y del futuro.

La realidad virtual, en particular, ha demostrado su valía en varios frentes, siendo una fuerza motriz en la simulación de procesos, la formación y la experimentación dentro de la logística

Un ejemplo destacado de ello es GameLabsNET, una red de laboratorios de experimentación virtual que busca aplicar la realidad virtual y la gamificación en las operaciones logísticas. Desarrollado en consorcio con organizaciones como CONETIC, Institut Nacional Universitaire Champollion, ESTIA, GAIA, Politécnico de Leiria y CCI Pau Béarn, este proyecto, cofinanciado por el Programa Interreg SUDOE del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), representa un esfuerzo conjunto para explorar y aprovechar el potencial de las tecnologías inmersivas en el ámbito logístico.

El laboratorio, ubicado en Coslada (Madrid), cuenta con tecnologías disruptivas como los digital twins, simuladores, VR y soluciones gamificadas, entre otras, y se utiliza para simular procesos y proyectos logísticos, proporcionando a las empresas una plataforma segura y dinámica para probar nuevas estrategias y optimizar sus operaciones. 

Además, estos laboratorios virtuales sirven como centros de formación y capacitación, donde los trabajadores pueden adquirir habilidades prácticas en un entorno realista, mejorando así su desempeño en el lugar de trabajo.

Otro proyecto destacado respaldado por el CEL es Plagedilog, una plataforma dedicada a la creación de gemelos digitales intralogísticos para la gestión de proyectos y la formación del personal en almacenes. Desarrollado por el Centro de Innovación para la Logística y el Transporte de Mercancías (CITET) en colaboración con Air Drone Logistics, Dimensia, Conectic y CEL Formación y Desarrollo, este proyecto se centra en replicar virtualmente entornos logísticos reales, permitiendo a los trabajadores practicar y perfeccionar sus habilidades en un entorno seguro y controlado.

La realidad virtual brilla con mayor intensidad en el ámbito de la formación y el desarrollo de habilidades

Como ejemplifican ambos proyectos, a medida que avanzamos hacia un futuro cada vez más digitalizado, la colaboración entre instituciones, como el CEL, y empresas que operan en la cadena de suministro se vuelve fundamental para impulsar la innovación y la adopción de tecnologías emergentes, como la realidad virtual o los gemelos digitales. 

Al aprovechar el poder de estas herramientas, podemos no solo mejorar la eficiencia y la seguridad en nuestras operaciones, sino también empoderar a nuestra fuerza laboral con las habilidades necesarias para afrontar los desafíos logísticos del mañana con confianza y éxito.