El impuesto de emisiones de la Generalitat pondrá a los puertos catalanes en desventaja

“El nuevo impuesto de emisiones de buques de la Generalitat de Catalunya se suma a la regulación de la OMI y lo que va a ser la ETS, por lo que nos hace estar a los puertos catalanes en una clara desventaja ante los puertos españoles y europeos”, afirma Salvador Richart.

Nos encontramos en un momento en el que el sector se está viendo afectado por las nuevas regulaciones sobre emisiones, y concretamente por el ETS y el nuevo impuesto de emisiones portuarias de la Generalitat de Catalunya. Y sobre estos impactos, Salvador Richart, nuevo presidente de la Associació d’Agents Consignataris de Vaixels de Barcelona, es consciente y tiene claro cómo puede llegar a afectar a los consignatarios del territorio y lo que supone. 

Uno de estos temas es la preocupación de la comunidad portuaria por la aplicación del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea EU-ETS (Emissions Trading System) a partir del 1 de enero del 2024.  Salvador Richart, ante esta nueva regulación, asegura estar preocupado puesto que “penaliza el transbordo, ya que viene mezclado con carga local y, entonces, si estas escalas de transbordo se ven penalizadas, lógicamente también se verá afectada la carga local y, por tanto, el servicio que están ofreciendo las navieras”. Es una nueva medida que tiene en vilo a todo el sector, sí es cierto que ayuda a la descarbonización marítima, pero “pedimos una moratoria del ETS para ver cómo se organizan las navieras y, al mismo tiempo, cómo afecta a los puertos”.

Por otra parte, también encontramos otra regulación sobre las emisiones, la cual es el nuevo impuesto de emisiones de buques de la Generalitat de Catalunya. “No sabemos el valor económico que esto nos supondrá, ya que también depende del tipo de buque, pero esto nos va a hacer estar a los puertos catalanes en una clara desventaja ante los puertos españoles y europeos”. A lo que añade: “Tenemos la regulación de la OMI, lo que va a ser la ETS y, además, los puertos catalanes tendremos este impuesto. Sí es cierto que no creo que sea un coste muy elevado, ya que las autoridades portuarias incluso han puesto alguna bonificación, pero aún así ya es un coste más que tenemos nosotros y el resto no”, afirma Richart.

El impacto global del Emissions Trading System (ETS) y el nuevo impuesto de emisiones de la Generalitat mantiene en vilo a la comunidad portuaria catalana

El presidente de ACB explica que propusieron una moratoria para el nuevo impuesto  de la Generalitat “hasta que los buques pudieran conectarse a una red eléctrica y, aparentemente, las alegaciones no fueron recibidas o tenidas en cuenta y quieren ponerlo en marcha antes. Esto nos pone en clara desventaja ante otros puertos españoles”. 

Por lo tanto, Salvador Richart muestra su preocupación ante estas nuevas regulaciones y, aunque se apliquen con la intención de fomentar la descarbonización del sector, implantarlas actualmente resultaría desventajoso para el sector y el territorio.