El inesperado fallecimiento de Luis Engel conmociona al sector bilbaíno y aduanero

El sector logístico y aduanero de Bilbao se encuentran de luto por la inesperada pérdida, en el día de hoy, de Luis Engel Cellier, propietario de Soldevilla Aduana, presidente de la Asociación Profesional de Representantes Aduanero de Bilbao (APRABI) y experto en gestión aduanera.

Luis Engel ha disfrutado de una larga carrera profesional que comenzó en 1980 en Barcelona, y fue en la zona de Catalunya donde desarrolló su labor hasta su traslado a Bizkaia en el  2008, aunque siguió ligado a la capital catalana hasta mucho más tarde, a través de su empresa Sile Customs Brokers (antes Enus Aduanas).

Además de su actividad profesional, Luis Engel destacó por su vocación didáctica y ha impartido cursos y seminarios en la Universidad Nacional a Distancia (UNED) y también en los cursos de Induing y Aprabi. Así mismo cabe destacar su inquietud en temas asociativos, colaborando en la dinamización del Colegio Oficial de Agentes de Aduanas de Bilbao, donde llegó a la vicepresidencia.

Miembro fundador y primer presidente de la Asociación Profesional de Representantes Aduanero de Bilbao (APRABI) intentó desde su puesto ayudar, con su dilatada experiencia, a las nuevas generaciones por lo que también incluyó entre los objetivos de la asociación la celebración cursos, conferencias y jornadas formativas para la preparación, actualización y formación continua de sus asociados, garantizando así los derechos de los clientes que contraten sus servicios profesionales.

Nuestro último contacto público -que no privado- se llevó a cabo en la presentación del Anuario El Canal de Bilbao, el pasado 11 de junio, donde tuvo una plaza destacada por su cargo y también por las varias colaboraciones con nuestras publicaciones.

Un sencillo acto de despedida tendrá lugar el día 30 de julio en el Tanatorio de la Plaza del Gas de Bilbao, a las 18:30 horas. Descansa en paz, Luis: ya te echamos de menos.

Anterior artículoDFactory y Huawei cooperarán en proyectos de inteligencia artificial
Siguiente artículoLos imprescindibles consignatarios se han ganado el derecho urgente de su reconocimiento