El Mitma anuncia inversiones en conectividad viaria y ferroviaria en la provincia de Burgos

El tren directo Madrid-Aranda de Duero-Burgos ha recibido un balón de oxígeno en forma de anuncio de inversión de alrededor de 11 millones de euros, lejos de las expectativas de las partes interesadas. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Raquel Sánchez, se ha desplazado a Castilla y León con varios actos en la agenda. En Burgos se ha reunido con su alcalde, Daniel de la Rosa, para informar sobre los avances en las infraestructuras de la región que está llevando a cabo el Ministerio y para señalar la apuesta del Gobierno por seguir mejorando la movilidad y la vertebración del territorio.

Entre los anuncios, Raquel Sánchez destacó que se está trabajando en el estudio para la rehabilitación integral del túnel de Robregordo, actuación que tiene un presupuesto estimado de 10 millones de euros. Asimismo, se está llevando a cabo un “Análisis de viabilidad para la reapertura de la línea”. Aunque la inversión en esta línea ferroviaria, cerrada desde que hace 11 años se derrumbase el túnel y atrapase en su interior una máquina bateadora, no aparece con una partida propia en los PGE, el presupuesto saldrá de los fondos de mantenimiento que maneja ADIF. Así pues, no se trata de una nueva inversión, sino de la restitución del túnel a su anterior estado, una actuación que no permite avanzar una fecha futura de reapertura del servicio. En algunos estudios se cifra en 67 millones de euros la cantidad de dinero necesaria para que la línea 102 recupere su actividad.

La capital burgalesa recibirá inversiones en ferrocarril y carretera

Para el alcalde Daniel de la Rosa, se trata de un “primer paso necesario” para poner en marcha una línea reivindicada por amplios sectores de la sociedad burgalesa, pero también de la economía y la logística, que sueña con una conexión directa para las mercancías entre el puerto de Algeciras, Madrid, el puerto de Bilbao y la frontera francesa. De la Rosa dijo que “seremos reivindicativos” para que las inversiones no queden ahí y “la línea sea una realidad a medio plazo”.

Para la Plataforma por el Ferrocarril Directo, un movimiento muy activo en la lucha por recuperar el servicio perdido hace una década, “los 10 millones de euros” comprometidos por la ministra, Raquel Sanchez, “son una excusa” que busca calmar los ánimos e intentar que no progrese la demanda contra las administraciones responsables del mantenimiento de la línea impulsada desde esta Plataforma y consideran “un fracaso la poca inversión después de los años de lucha”. Comparan esta cantidad con la presupuestada para las obras del AVE para hablar de “miopía” en el Ministerio para dar vida a un corredor en torno al cual se asienta “más de la mitad de la economía de Castilla y León”. En este sentido, Raquel Sánchez ha trasladado que se sigue trabajando en las pruebas del AVE para su llegada a la ciudad de Burgos, lo que cuenta con una planificación clara de cara a su puesta en servicio en los próximos meses con todas las garantías de seguridad y fiabilidad.

Inauguración del nuevo tramo de la A-73, con presencia de la ministra Raquel Sánchez y el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla

Avances en la A-73, A-11 y AP-1

La ministra Sánchez ha celebrado que hoy se haya puesto en servicio uno de los tramos de la A-73, entre Pedrosa de Valdelucio (Burgos) y Báscones de Valdivia (Palencia) un tramo de más de 12 km de autovía que conecta Burgos y Aguilar de Campoo y que también supone un paso más para una conexión directa por carretera entre Cantabria y la Meseta.

Otro de los anuncios ofrecidos por la ministra se refiere a los trabajos en el corredor de la AP-1 donde se someterá a Información Pública en los próximos días el anteproyecto de Mejora de Accesibilidad entre Burgos y Miranda de Ebro, donde se contempla la construcción de nuevos enlaces en Monasterio de Rodilla y en Zuñeda. Se produjo otro anuncio, el de la aprobación provisional del proyecto de trazado de las obras Autovía del Duero (A-11) entre la Variante de Langa de Duero-Variante de Aranda de Duero (Este), en las provincias de Burgos y Soria, con un presupuesto estimado de 166,8 millones de euros. Por último, se anunció la cesión al ayuntamiento de Burgos de un tramo de 1,4 km de la N-120 a la altura de Martín Cobos, lo que permitirá una mayor integración de esta travesía en la ciudad.