El muelle de Balears de Tarragona empieza a tomar forma

El muelle de Balears del puerto de Tarragona toma forma con la colocación de todos los cajones. El dique flotante “Mar del Aneto” ha finalizado sus trabajos. Los técnicos también han acabado la colocación del último cajón. En estos momentos la construcción del nuevo muelle se encuentra al 40% del total siguiendo los plazos marcados.

La parte más complejade la obra de construcción del muelle de Balears llega a su final. Laconstrucción y la colocación de los 11 cajones ha durado aproximadamente tresmeses desde su inicio a finales de julio. “Todo ha funcionado sin ningunatraba”, explica Carles Segura, director de Infraestructuras y Conservación delpuerto de Tarragona.

La última operativa decolocación de los cimientos de hormigón se realizó ayer por la tarde, despuésde que el cajón hubiera sido botado el pasado miércoles en las inmediacionesdel muelle de Catalunya.

Tanto el proceso defabricación como el de colocación eran de gran complejidad y han necesitado dela colaboración de diferentes servicios portuarios. En la fabricación de loscajones ha trabajado de forma simultánea entre 50 y 60 personas a turnos lasveinticuatro horas los siete días de la semana. La cadencia de construcción hasido de un cajón por semana, la misma que para su colocación.

Los cajones, la base del muelle de Balears

Cada uno de los 11 delos cajones fabricados tiene 41,05 m de eslora, 16,75 m de manga y 21,30 m dealtura. El peso de un cajón vacío es de 7.288,80 toneladas, mientras que llenose calcula que será de 33.440,65 toneladas. Para el forjado de estos 11 cajonesse han destinado más de 3 millones de kg de acero.

Dentro del diqueflotante que ha construido cada uno de los once cajones cada operario y grupode trabajadores han tenido su espacio y las tareas muy definidas, estacoordinación ha permitido acabar de forma exitosa con los plazos establecidosen el calendario.

Diferentes servicios portuarios también han trabajado en la botadura y colocación de los cajones, han estado principalmente los remolcadores y el servicio de barqueros y amarraje. Ambos servicios han realizado importantes tareas en la extracción y la botadura de los cajones del dique flotante “Mar del Aneto” y en el posterior movimiento y colocación de los cajones en su posición definitiva. Tareas de muy alta precisión. El nuevo muelle de Balears El nuevo muelle de Balears contará con una superficie de 4 hectáreas y una línea de atraque de unos 700 metros. Este muelle se destinará a la actividad de cruceros y se espera que entre en funcionamiento a mediados del año próximo. El muelle permitirá la llegada de varios cruceros de manera simultánea y podrá recibir los buques de pasaje más grandes.