El pasado y futuro de las tripulaciones

Interesante webinar emitido desde la Facultat de Nàutica de Barcelona, con el título “El futuro de las tripulaciones”, organizado por la Associació Catalana de Capitans de la Marina Mercant con la colaboración de la Sociedad General de Jefes y Oficiales de Máquinas de la Marina Mercante. Este formato, inevitable por las actuales circunstancias, tiene de negativo la relación directa entre asistentes y los oradores, así como las posteriores preguntas a estos.

Hubo un hilo conductor entre las cinco ponencias de esta jornada que señalaremos seguidamente, más deberíamos partir de donde veníamos, porque del dónde vamos era el motivo de esta conferencia.

Las tripulaciones antaño, en número superior al actual, convivían en un espacio más reducido y durante más tiempo, era pues inevitable la cohesión de las mismas. Caso contrario el ojo omnipresente del capitán, corregía las deficiencias, puesto que no hay peor singladura, que aquella que se inicia con problemas a bordo.

Hoy existen, según Abel Alexandre, exdirector de Flota de Trasmediterránea, grupos de inversión que poseen una bolsa enorme de trabajadores de la mar, la inmensa mayoría procedentes de Filipinas, quien tiene el poder impone el precio a la baja, a ello se le une unos horarios abusivos, en algunas ocasiones. Trabajo y poco remunerado, sin duda hace mella en algunos navegantes, que lo viven en la solitud de sus camarotes, puesto que no comparten vida con otros compañeros, al margen de lo necesario. Esta situación, acrecienta el número de suicidios, según Ricardo Rodríguez Martos, delegado de Stella Maris en Barcelona, quien abogó en defensa de los marinos, de retornar a la comunión que existía antes en espacios comunes para los tripulantes para mantener su salud mental.

Las diferencias de carácter laboral entre tripulante y armador cuentan con la mediación de la ITF (Federación Internacional de Sindicatos del Transporte). Con sede en Londres, agrupa a 20 millones de trabajadores en 150 países. Una labor ardua para Luz Bas, delegada en España de la ITF, que sin duda debe de bregar entre las normativas y las de la bandera del buque. Luz Bas lanzó una pregunta interesante: “¿Es atractivo el sector marítimo para los jóvenes?

Actualmente hay en servicio unidades navales en pequeño formato de buques no tripulados.  Están en estudio buques autónomos para el transporte marítimo que con la incorporación de nuevas tecnologías permitirán reducir costes. Esta innovación fue tratada por Jorge Dahl, de Norske Veritas.

Víctor Jiménez, delegado de la DGMM en la OMI, abordó los nuevos buques, las nuevas reglamentaciones la OMI y el estudio las embarcaciones denominadas (MASS) en un plan estratégico 2018-2023.

Conclusión, los cambios están íntimamente ligados a la vida y como en las guerras siempre hay un vencedor y un vencido.

Anterior artículoAyudas a la formación en el sector náutico – pesquero vasco
Siguiente artículoEuskadi ayudará al abandono de actividad de los transportistas profesionales