BRANDED CONTENT

El Port de Barcelona contribuye a la recuperación económica con un plan para 2021 y 2022 que suma 43 millones de euros

El Port de Barcelona ha puesto en marcha un Plan de Recuperación para el periodo 2021-2022 que asciende a un total de 43 millones de euros. Este Plan de Recuperación, que incluye medidas como la bonificación de tasas o ayudas extraordinarias, tiene el propósito estratégico de continuar apoyando a los clientes y usuarios de la infraestructura catalana en el periodo post-pandémico. Unas medidas extraordinarias que se están demostrando claves para la recuperación de los tráficos que se están registrando durante este año.

El Plan de Recuperación del Port de Barcelona tiene como fin acelerar la recuperación económica, que debe ser también estable. Con esta iniciativa, el Port de Barcelona sigue estando junto a sus concesionarios, clientes y, en definitiva, junto al tejido exportador/importador.

De los 43 M€ del Plan de Recuperación, 23,3 millones de euros corresponden al año 2021 y 19,7 millones al 2022

Dentro del paquete de medidas económicas diseñado por el Port de Barcelona para contribuir a la recuperación económica correspondiente al 2021 hay un paquete de ayudas extraordinarias valorado en 12,3 millones de euros. Este paquete incluye la reducción de los coeficientes correctores de las tasas a buque, pasaje y mercancía; la aplicación de bonificaciones singulares a los concesionarios de terminales de contenedores, multipropósito, ro-ro y automóviles (rebaja de 3,8 millones de euros en las tasas de ocupación durante el 2021); y la aplicación de bonificaciones a las tasas de utilización 2021 de los tráficos insulares (2 millones de euros).

Además, y dentro de la política ordinaria de bonificaciones comerciales, para el 2021 también se contemplan descuentos a las tasas por 11 millones de euros. En total, las ayudas económicas del Port de Barcelona para el año 2021 serán de 23,3 millones de euros.



En cuanto al tramo del Plan de Recuperación correspondiente al 2022, el paquete de ayudas extraordinarias para continuar el camino emprendido de la recuperación económica está valorado en 7,4 millones de euros y consiste en: reducción de los coeficientes correctores de las tasas al pasaje y a la mercancía (rebaja para los clientes del Port de Barcelona de 3,8 millones de euros durante todo el 2022); aplicación de bonificaciones singulares a los concesionarios de terminales de contenedores, multipropósito, ro-ro y automóviles (rebaja de las tasas de ocupación durante el 2022 de 2,5 millones de euros); y aplicación de bonificaciones a las tasas de utilización de los tráficos con las islas de 1,1 millones de euros.

En cuanto a la política ordinaria de bonificaciones comerciales, se aprueba para el 2022 un paquete de descuentos a las tasas por valor de 12,3 millones de euros.

En total, la estimación del impacto total de las ayudas económicas del Port de Barcelona para el año 2022 será de 19,7 millones de euros.

Desde el inicio de la pandemia, el Port de Barcelona ha estado al lado de la Comunidad Portuaria, tomando medidas contundentes para frenar los efectos de la pandemia.

Dos días antes del inicio del estado de alarma, el Port de Barcelona anunció las primeras medidas económicas de ayuda que incluían la no penalización a las terminales en caso de no cumplir con los tráficos mínimos comprometidos y la flexibilización en el pago de diversas tasas. El puerto catalán ha priorizado siempre que las empresas pudieran seguir desarrollando su actividad.

El Port de Barcelona es consciente de que es un motor económico esencial y su misión es generar prosperidad a la comunidad, incrementando la competitividad de sus clientes mediante la provisión eficiente y sostenible de servicios logísticos y de transporte

El Plan Económico de Choque que el Port de Barcelona puso en marcha pocos días después del inicio del estado de alarma por el Covid-19 supuso, por un lado, la liberación de 84 millones de euros de liquidez en aplazamiento de pagos de tasas portuarias y en adelanto de pagos a proveedores. Y, por otro, dejar de ingresar 7,5 millones de euros en concepto de tasa de ocupación y de tasa al buque, un ahorro directo para las empresas de la Comunidad Portuaria.

Además, también se ha desarrollado el destacado Plan de Recuperación, con el objetivo de impulsar nuevamente la economía del Port de Barcelona y de su hinterland mediante la recuperación de tráficos, la detección de nuevas oportunidades y la innovación.

El tráfico de contenedores sigue superando los niveles pre-pandemia

Los tráficos portuarios del 2020 se vieron muy impactados por la paralización de la economía durante los primeros meses de pandemia. Sin embargo, a partir del mes de julio se empezó a ver una recuperación continuada, especialmente en las exportaciones.

Durante todos estos meses, el Port de Barcelona ha evolucionado de forma paralela al sector industrial del país, que ha mostrado una gran resiliencia y que ha permitido una clara recuperación de los tráficos de contenedores, lo que significa que el comercio internacional se mantiene y que los mercados siguen funcionando.

El tráfico de mercancías en el Port de Barcelona crece un 17,5% entre enero y agosto, en comparación con el mismo periodo del 2020, y alcanza un total de 44,4 millones de toneladas en los primeros ocho meses del año.

Con respecto al tráfico de contenedores, hasta agosto se han movido 2,41 millones de TEU, una cifra que supone un alza del 31,1% con respecto al año anterior, cuando se manipularon 1,84 millones de TEU. Este dato es todavía más positivo si tenemos en cuenta que el tráfico de contenedores en el Port de Barcelona sigue superando los niveles pre-pandemia. Así, si hacemos la comparativa con los primeros ocho meses del año 2019, el tráfico de contenedores en el Port de Barcelona se ha incrementado este año un 5,6%.

El tráfico de contenedores en el Port de Barcelona supera los niveles pre-pandemia, registrando un incremento del 5,6% con respecto al periodo enero-agosto del 2019

El buen comportamiento de la mercancía contenerizada es debido tanto a exportaciones e importaciones como al tráfico. Así, en el caso de la exportación de contenedores llenos se ha alcanzado un crecimiento del 16,3% en comparación con los ocho primeros meses del 2020. En cuanto a la importación, se ha crecido un 14,9%. Por su parte, los tráficos se incrementan un 58,1%.

La progresión de las cifras de tráfico del Port de Barcelona está demostrando que los planes de choque y de recuperación activados están siendo un gran estímulo para la economía. Un avance que continuará en el 2022 y que marcará una prevista recuperación definitiva en el 2023.